Educación Sexual Integral
Domingo 04 de Noviembre de 2018

Repudio de los obispos entrerrianos por las preguntas sobre ESI durante la evaluación Aprender

El comunicado dirigido a las familias se titula "Carta de los obispos entrerrianos por la Evaluación Aprender" y está firmado por Puiggari, Collazuol y Zordán.

En el medio del debate social sobre la Educación Sexual Integral (ESI), los obispos entrerrianos hicieron conocer ayer su postura en relación a las preguntas que se realizaron durante el Operativo Nacional de Evaluación Aprender, coordinado por el Ministerio de Educación de la Nación y aplicado en todas las jurisdicciones del país a mediados de octubre.

El comunicado –dirigido a las familias– se titula "Carta de los obispos entrerrianos por la Evaluación Aprender" y está firmado por monseñor Juan Alberto Puiggari, arzobispo de Paraná; monseñor Luis Collazuol, obispo de Concordia y monseñor Héctor Zordán, obispo de Gualeguaychú. Y si bien se dio difusión ayer, fue resultado de un encuentro de trabajo de los prelados realizado en Villaguay el 25 de octubre, seis días después de la realización de la prueba.

Allí dan cuenta del malestar que les significó que se hicieran las consultas sin previo aviso al Consejo Provincial de Educación Católica.

"Intromisión indebida"
"Los alumnos de 6° grado fueron evaluados en Lengua y Matemática, y además respondieron un cuestionario sobre su 'experiencia como estudiantes', al cual no hemos tenido acceso previo al momento de su aplicación, según el protocolo de procedimiento evaluativo. Manifestamos, entonces, nuestro total repudio hacia algunas de las preguntas planteadas, que constituye una intromisión indebida, sorpresiva e innecesaria del Estado en la vida de los ciudadanos, y especialmente de los niños", reflejaron en la nota.
Si bien el comunicado no da cuenta de las preguntas que molestaron a la Iglesia, se pudo conocer que en el cuadernillo oficial de las pruebas Aprender, las preguntas para los estudiantes entre 11 y 12 años fueron cuatro, y en formato múltiple choice.
En primer lugar, se les consultó a los chicos si en su escuela les hablaron de temas que forman parte de los lineamientos curriculares de la ESI, como el cuidado del cuerpo y la salud, los métodos de prevención del embarazo y enfermedades de transmisión sexual, y cómo evitar el abuso sexual, entre otros.
En segundo lugar, con quiénes hablan más sobre esos temas, ya sea en el ámbito familiar o en la escuela.
En tercer lugar se consultó sobre qué temas de la currícula les gustaría tener más información. Y, por último, si buscan información o conversan sobre estos temas en Internet. En ningún caso los chicos se identificaron, ya que la evaluación es anónima, ni se los cuestionó sobre su propia sexualidad.
Sin embargo, los obispos adujeron: "Como representantes del Consejo Provincial de Educación Católica de la provincia de Entre Ríos, consideramos inaceptable esta intromisión que contradice abiertamente la gradualidad y el enfoque que plantean los planes de Educación Sexual Integral de nuestras escuelas, en el marco de los Idearios institucionales. Rogamos a Dios para que las instituciones de la Nación trabajen por el bien común de los argentinos".
La Ley de Educación Sexual Integral se sancionó en 2006 y es obligatoria en todos los jardines de infantes, colegios primarios y secundarios del país. Sin embargo, su implementación ha sido casi nula tanto en el sector público como privado, y por ello en las anteriores pruebas los chicos y adolescentes reclamaron más información sobre el tema. Además, en el caso de los colegios confesionales, cada uno aplica a su manera la forma de dictar los contenidos.
El operativo en territorio entrerriano se realizó el 19 de octubre. A diferencia de otros años –en que abarcó también a estudiantes secundarios y de los institutos terciarios docentes– en esta oportunidad solo alcanzó a 22.663 estudiantes de 6° grado del nivel Primario, de 1.055 instituciones privadas, estatales y de gestión estatal y privada.

Comentarios