Miradas
Miércoles 11 de Abril de 2018

Los polémicos autores de los textos que distribuye el ICEBEM de Paraná y un bochorno evitable

Se trata de un libro titulado "Cuidado, llegaron los adolescentes", escrito por un matrimonio de pastores protestantes que además dirigen un "ministerio de restauración sexual".



José Luis Cinalli y Silvia López de Cinalli son los autores de los textos que circulan en el Instituto Cristiano Evangélico Bautista de Paraná y que generaron el repudio de la comunidad por su alto contenido discriminatorio y homofóbico. En horas de la tarde, desde el Consejo General de Educación se despegó de los hechos aclarando que ese material estaba en circulación sin haber sido aprobado.

Se trata de un libro titulado "Cuidado, llegaron los adolescentes", y los autores poseen un extenso historial en cuanto promotores de la discriminación. Los Cinalli, son un matrimonio de pastores protestantes oriundos de Resistencia, Chaco. Dirigen un "Ministerio de restauración sexual" y dan cursos online desde su sitio web. Allí, sin demasiado esfuerzo, puede encontrarse el artículo "Los cristianos y la homofobia", en el que los pastores aconsejan al lector cristiano sobre no "dejarse discriminar" por quienes lo tratan de homofóbico al expresarse en contra de la homosexualidad.

bochornoevitable.JPG

"No debería existir problema en que expresemos nuestra opinión frente al tema de la homosexualidad. tenemos el derecho de expresar nuestra postura", dicen los pastores que viajan por el país organizando "Jornadas de Restauración Sexual", aunque la OMS haya quitado a la homosexualidad de la lista de enfermedades hace casi 30 años.

ICEBEM1.png
"Tolerancia en ambos sentidos", reclaman, con un argumento que, casualmente, fue puesto en debate hace pocas semanas cuando desde la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, a través de una campaña, pretendió establecer a la heterosexualidad como parte de la diversidad sexual, obviando que es justamente la heteronorma la que somete y discrimina a las sexualidades que están por fuera de ella.

La tolerancia hallando su último límite, la intolerancia. Y es algo más que un juego de palabras, más bien remite un proceso que el filósofo Karl Popper denominó como "paradoja de la tolerancia" y en La sociedad abierta y sus enemigos, lo explica así: “La tolerancia ilimitada puede conducir a la desaparición de la tolerancia. Si extendemos la tolerancia ilimitada a aquellos que son intolerantes, si no estamos preparados para defender una sociedad tolerante frente al acoso de los intolerantes los tolerantes serán destruidos y con ellos la tolerancia”.

Leer más

Embed

El Programa de Educación Sexual Integral (ESI) es ley desde 2006 y rige para toda la Nación y las provincias. El accionar del ICEBEM al distribuir material discriminatorio y que expresamente incita al odio, contradice totalmente lo que marca la ley (26.150) sobre cómo y qué debe enseñarse por igual en todas las escuelas, desde nivel inicial al superior, no importa si éstas son privadas o públicas, y tienen orientación confesional o no. La ley es la misma para toda la infancia y adolescencia y no debe estar tenida de contenidos religiosos, al menos la que se imparte en las aulas.

Según lo expresado por estudiantes la necesidad de recibir educación sexual fue un reclamo que surgió de ellos mismos hacia los directivos. En tiempos donde la barrera existente entre los adultos y los adolescentes parece ser cada vez más sólida, no capitalizar el interés explícito de ellos frente a un tema crucial como es el de la sexualidad, es -al menos, un despropósito. Elegir violencia simbólica de la discriminación y la estigmatización de las sexualidades, eso sí que es un bochorno, y si se quiere, un pecado. De los imperdonables.




Comentarios