Secciones
CGE

La lista Marcha Blanca presentó su propuesta para el CGE

La elección será el 15 de diciembre y compiten dos listas para definir representantes docentes en el CGE. Marcha Blanca participa en representación de Agmer.

Viernes 03 de Diciembre de 2021

El colectivo docente de Entre Ríos definirá a través del voto a sus representantes en el Consejo General de Educación (CGE). En esta elección competirán la listas Marcha Blanca de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos ( Agmer) y Alternativa Docente de la Asociación del Magisterio de la Enseñanza Técnica (Amet). Los comicios se realizarán el 15 de diciembre de 8 a 18 horas.

Es una instancia decisiva porque es cuando se revalida el derecho de los trabajadores a formar parte del gobierno del organismo que define las políticas educativas. En este caso, los docentes elegirán a sus representantes en la Vocalía, en el Tribunal de Calificaciones y Disciplina y en el Jurado de Concursos de los distintos niveles (Primaria, Secundaria y Superior). “Producto de la pandemia se retrasó el proceso de convocatoria a elecciones, así que ahora llega la fecha de votación”, señaló en diálogo con UNO Susana Cogno, candidata titular a la Vocalía del CGE.

La actual secretaría general de la seccional Paraná destacó la importancia simbólica de esta convocatoria, ya que no solamente se van a discutir las políticas educativas. “Vamos a intervenir sobre lo que respecta a nuestra carrera, las condiciones laborales, a la necesaria actualización de las normativas y para poner en cuadro los contextos actuales sobre los desafíos que tiene la tarea de ser trabajador de la educación en Entre Ríos”, reseñó sobre los nuevos desafíos que se avecinan.

Cogno aclaró que en estos comicios tiene participación todo el conjunto de la docencia, no solamente los afiliados a un sindicato. Al fundamentar su propuesta y la metodología de trabajo que es parte del espíritu de este proyecto sostuvo: “El primer eslabón de nuestra democracia es la asamblea; en la asamblea todos los compañeros que trabajan en la escuela participan activamente siendo o no afiliados. Entonces la representación docente por la cual nosotros trabajamos y nos presentamos a esta elección implica llevar adelante en un gran desafío la voz del conjunto para construirlo en una política pública”.

Demandas históricas

En cuanto a las demandas que reciben por parte de los trabajadores en los diferentes niveles, explicó “se transmiten un conjunto de planteos que son históricos, lógicamente el salario es preponderante, porque es lo garantiza la subsistencia de nuestra condición de vida. Y porque tenemos una deuda con el salario de los trabajadores . En Marcha Blanca estamos proponiendo ingresar al proceso de discusión del nomenclador porque hace muchos años traemos un salario distorsionado. Proponemos sentarnos a discutir el nomenclador como una manera de corregir esas distorsiones. Se trata de ponerle a cada cargo el tiempo de trabajo y la remuneración que corresponde. Hay injusticias que no respetan la carrera. Por eso queremos ir llevando paulatinamente ese proceso”.

En su pensamiento estas condiciones se modifican con voluntad de trabajo, con militancia y en la construcción colectiva “que es parte de este andamiaje donde intervienen las escuelas, las asambleas, pasa por el sindicato y llega la definición de una política pública”.

Para Cogno el resto de la agenda también resulta decisiva, como lo que concierne a las condiciones laborales, la regularización del proceso de los concursos, una instancia que -reclamó- debe ser actualizada. “Si concursamos con herramientas como los listados o las credenciales que tienen muchos de años de atraso nunca vamos a poder tener igualdad de condiciones. Se deben tener la mejor de las oportunidades, porque concursamos. Así que para trabajar tenemos que ir con nuestra carrera, con los cursos, con el puntaje del concepto: ‘Aquí como trabajador de la educación revalido mi formación con este puntaje, si ese puntaje es atrasado estoy perjudicándome y todos nos estamos perjudicando, porque no estamos garantizando la transparencia”.

Dentro de las problemáticas que van surgiendo en el sistema educativo consideró necesario atender el estado edilicio de las escuelas, así como también cómo se ha respondido en el contexto de pandemia y los desafíos que vienen por delante. Al respecto reflexionó que en Agmer “se ha entendido que éste es un tiempo muy crítico y que nosotras necesitamos fortalecernos. Marcha Blanca es una expresión de fortalecimiento, de unidad en la acción y todos representamos las diferencias más grandes que podamos tener nuestro sindicato, pero las hemos puesto en un segundo plano para trabajar conscientemente sobre lo que implica poner criterios comunes pata llevar adelante en el CGE un armado que tenga tanto la militancia como la trayectoria, la formación y la renovación”.

Cogno indicó que serán 18 los candidatos titulares, de un total de “36 compañeros, quienes representan a miles de compañeros en el sindicato que trabajan con una alta generosidad”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario