Secciones
Medioambiente

Invasión de jejenes: por el calor se acrecentó su población

Aunque los jejenes son diminutos y silenciosos, no pasan desapercibidos cuando pican, causando grandes ronchas y picazón ¿Cómo hacer para protegerse?

Jueves 19 de Agosto de 2021

A diferencia de los mosquitos, que con su zumbido al menos alertan a quien será víctima de su picadora, los jejenes atacan en silencia. Lo hacen en bandada, y a pesar de su diminuta tamaño son capaces de dejar ronchas de gran tamaño que generan un pronunciado escozor. A esto lo saben quienes por estos días estuvieron cerca de un río o un arroyo correntoso, yendo a pescar, a dar un paseo por alguna costanera u otra actividad del estilo en cualquiera de las localidades ribereñas de Entre Ríos, y Paraná no es la excepción.

Griselda Urich, licenciada en Biología y coordinadora del Parque Escolar Enrique Berduc,e n zona de La Picada, contó a UNO: “En estos días que hizo calorcito, los jejenes están intensos y terribles. A mi hijo lo picaron y escucho más que nada en la playa estos días que molestan”.

Juan Carlos, un vecino de Paraná habitué de la pesca, fue a Colonia Ensayo el fin de semana y aseguró que quedó “todo lastimado” tras las voraces picaduras de este insecto. La experiencia se replica entre quienes salieron a caminar a cierta hora por la Costanera de Paraná, visitaron Puerto Alvear o Villa Urquiza, u otros sitios ribereños, en los que fueron sorprendidos por el ínfimo bichito que a veces ni el repelente respeta.

Pero ¿qué provoca la invasión de jejenes que aqueja actualmente a quienes osan arrimarse a un curso de agua que conserva cierto caudal? Andrés Visintin, doctor en Biología, magíster en Entomología Aplicada, docente e investigador en la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y en la Universidad Nacional de La Rioja (UNLAR), explicó a UNO: “En realidad son insectos a los que se los encuentra todo el año, dependiendo de las especies y de la en que zona estén. Pero es sobre todo en la época cálida que va a ser más común que estén presentes, así que desde ahora en adelante va a ser frecuente verlos, sobre todo en zonas que están próximas a un río”.

Sobre este punto, aclaró: “A diferencia de los mosquitos, que se reproducen en ambientes donde el agua está quieta, estancada, los jejenes sí necesitan agua en movimiento para reproducirse, que esté bien oxigenada, que se esté moviendo. No lo hacen en agua estancada nunca, sino en ríos y arroyos”.

Acerca de su ciclo de vida, Visintin refirió: “Las hembras, independientemente de la especie de jején que sea, siempre van a depositar sus huevos en el agua. Algunas especies directamente los depositan y son arrastrados por la corriente; otras los encastran en los tejidos de las plantas acuáticas; y otras los pueden dejar adheridos a rocas y otras superficies. Se pueden sumergir para depositar sus huevos”.

Jejenes se multiplicaron con el calor.jpg

“Los insectos son organismos que dependen de las condiciones ambientales para su desarrollo, y las temperaturas cálidas claramente van a estar favoreciendo su desarrollo. Eso puede haber hecho que se produzca algún incremento poblacional en esta época y es lo que vemos ahora. Los huevos se han resistido las condiciones desfavorables y cuando llegan las condiciones apropiadas hace que se produzca la eclosión”, analizó el investigador especializado en el tema.

Con respecto a lo doloroso de sus picaduras, aseveró: “A diferencia de los mosquitos, que tienen una trompa larga, estos insectos tienen su aparato bucal que es pequeñito. Esto hace que sus picaduras sean dolorosas, porque sus piezas bucales son como una especie de estiletes, que cortan y laceran los tejidos para romper vasos sanguíneos y que allí se acumule sangre para tomarla. Y suelen ser insistentes para picar, muy molestos”.

Protección

Visintin recordó que los jejenes se encuentran en la zona centro y norte de Argentina, pero tienen mayor presencia en la Mesopotamia, debido a la cantidad de cursos de aguas que generan un ambiente favorable para su reproducción y su subsistencia. También comentó que hay especies que lograron adaptarse a los climas fríos de la Patagonia y están en Neuquén, sobre todo. Sobre si son peligrosos para la salud de las personas, comentó: “Los jejenes tienen importancia sanitaria, pero no en nuestro país. Hasta donde sabemos, no hay trasmisión de patógenos causantes de otros problemas, como sí en otras regiones de Centroamérica y al norte de Sudamérica, como por ejemplo en Venezuela”.

No obstante, la molestia que provocan sus picaduras son considerables. La curiosidad es que hay gente que asegura que no la pican. Con respecto a quienes prefieren en este sentido, el doctor en Biología expresó: “No todas las personas somos iguales, tenemos diferencias a nivel molecular en cuanto a sustancias que pueda producir y emanar nuestro cuerpo, que les resultan atractivas a los jejenes. Es por eso que puede ser que a algunas personas las piquen más que otras, debido a que tienen mayores concentraciones de ácido láctico, o variaciones en la temperatura corporal, o por el dióxido de carbono que exhalan”.

El docente e investigador recordó que el uso de repelente los aleja, pero también ayuda a protegerse de los jejenes el uso de ropa que cubra el cuerpo. “No van a picar sobre la ropa, por esto que decíamos de que su aparato bucal no es tan largo como para poder hacerlo”, sostuvo.

Particularidades

“Los jejenes son de pequeño tamaño, de 2 a 5 milímetros (mm) pero robustos, de color generalmente oscuro, alas anchas y patas cortas y gruesas”, indica un informe del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

A su vez, se explica que aunque se los conoce habitualmente como jejenes, moscas negras, petros o paquitas, lo más correcto es llamarlos simúlidos. Su nombre científico es Simuliidae.

“Son una familia de insectos con más de 2.000 especies descriptas”, que “se distribuyen alrededor de todo el mundo, a excepción de la región Antártica y algunas islas oceánicas”, indican, y a su vez, aclaran: “A pesar de su gran diversidad, solo un 10% de las especies son de importancia sanitaria”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario