Secciones
Polo Tecnológico

El Polo Tecnológico del Paraná redobla sus desafíos

La pandemia generó una inusitada demanda de los servicios que ofrece el Polo Tecnológico, que procura seguir posicionándose a nivel país y en el exterior.

Miércoles 06 de Enero de 2021

Desde que se declaró la pandemia por el coronavirus y se comenzaron tomar las primeras medidas para instrumentar el aislamiento social, preventivo y obligatorio, hace 10 meses, la industria del software y del conocimiento en general cobró un inusitado impulso, acorde a los requerimiento impuestos por los nuevos tiempos de aislamiento y de distanciamiento social. En este contexto, en el que la demanda de profesionales en esta disciplina creció de manera exponencial a nivel mundial, el Polo Tecnológico del Paraná amplía sus objetivos para dar a conocer la potencialidad de los desarrollos y proyectos de la región.

En este marco, la nueva comisión directiva que asumió a fines de 2020 busca afianzar la importante labor que la institución viene llevando a cabo hasta ahora, y fortalecer la alianza entre las universidades de la región, la administración pública y las empresas privadas.

Joel Lifschitz, propietario de la empresa PescApp -que desarrolla una aplicación principalmente para torneos de pesca de la Argentina, la República Oriental del Uruguay y el Paraguay realizando lo que es la fiscalización, administración y demás– es el flamante presidente, quien con solo 27 años afronta el desafío de llevar adelante una gestión que siga impulsando el crecimiento a nivel local, nacional y también internacional de un sector que desde el año pasado es protagonista indiscutible de una dinámica mundial que llegó para quedarse.

Sobre los objetivos del Polo en este contexto actual, el joven empresario señaló a UNO: “Primero que nada, nuestra idea es seguir construyendo sobre lo que ya está hecho, que ha sido bastante; también procuramos acercar nuevos socios al Polo, formar alianzas estratégicas y lograr beneficios para los socios”.

“Además, vamos a darle contenido a lo que es el Distrito del Conocimiento, recientemente creado por el municipio en conjunto con el Polo”, dijo, en referencia a la iniciativa impulsada por el Ejecutivo municipal y aprobada por ordenanza del Concejo Deliberante, que se implementa a través de políticas de fomento y promoción para todas aquellas empresas que allí se radiquen y que tengan como actividad principal servicios basados en el conocimiento, la bioeconomía, las nuevas tecnologías e industria 4.0 y la industria espacial.

Este proyecto procura poner a Paraná en la senda de la innovación y contribuir al desarrollo económico y la generación de empleo, y brindará beneficios fiscales para las empresas que lo integren. Al respecto, explicó: “Se busca que se radiquen empresas del conocimiento, que son empresas que no contaminan, que pueden convivir con el barrio, y la idea es que se arma un ecosistema donde todos los actores involucrados, que son las universidades, el municipio, y las empresas puedan llevar adelante la actividad y generar mayor sinergia”.

Por otra parte, destacó: “Algo que tenemos acá en Paraná y la zona, y que es muy valorado por las empresas, es la gran riqueza de técnicos y recursos humanos en este ámbito que nos están ofreciendo las facultades de la región, que nos están aportando personal capacitado de primera mano y que tienen una gran demanda en el mundo laboral. De hecho, las empresas que ya estamos trabajando contamos con estas potencialidades, con desarrolladores, analistas, programadores y demás”.

La Municipalidad de Paraná es uno de los 24 socios que tiene la entidad –entre los que se cuentan la compañía DomínguezLab, el Colegio de Profesionales de Ciencias Informáticas de Entre Ríos (Coprocier), y la Corporación para el Desarrollo de Paraná (Codepa), entre otros–, a los que próximamente se sumarán unos 15 más. El referente del municipio es Germán Gatti, a cargo de la Subsecretaría de Ciencia y Tecnología, quien es a la vez vicepresidente primero del Polo Tecnológico, y comentó a UNO: “Estamos trabajando en el Distrito del Conocimiento, y uno de los principales objetivos de esta iniciativa es que todo este talento local que se genera a partir de las universidades y desarrolladores autodidactas se puedan quedar en Paraná. Justamente el Distrito está delimitado de manera virtual, en el cual todas las empresas que se radiquen ahí van a tener beneficios fiscales, todo esto bajo el paraguas de la ley de la Economía del Conocimiento, recientemente sancionada y reglamentada, en la cual la provincia está trabajando para adherirse”.

Por su parte, Claudio Gerbazoni, actual tesorero del Polo y propietario de la empresa de software IT Estudio, manifestó: “Una de las cosas que es importante destacar es que uno cuando piensa en tecnología lo relaciona con la industria del software, pero en realidad es mucho más que eso. La ley de Economía del Conocimiento abarca incluso hasta lo audiovisual como parte de esto, y nosotros estamos tratando de incorporar todas esas empresas que están en Paraná y que son muy reconocidas en la zona. Queremos hacerlas parte del Foro, no solo para incorporar nuevos socios, sino también para que la gente de Paraná y zona de influencia conozca que puede encontrar acá soluciones que quizás se están buscando en otro lado, con otros costos, y con un soporte que es de afuera y que lo puede encontrar en Paraná, donde existen empresas y propuestas muy interesantes”.

Su empresa de software IT Estudio está abocada a brindar servicios a organizaciones e instituciones, públicas y privadas, sobre todo en lo que refiere a aplicaciones y programas vinculados a la salud, por lo que el año pasado registró un amplio crecimiento que hoy puede testimoniar la importancia de los profesionales informáticos en el presente y de cara a la llamada “nueva normalidad”, y en este marco subrayó: “Desde nuestro punto de vista, la tecnología ha avanzado a pasos agigantados. En este último año, el año de la pandemia, hemos avanzado unos cinco años en los pasos, comparado con la velocidad a la que veníamos. La adopción de la tecnología está casi unificada, prácticamente no ha habido ningún sector en el cual no haya estado presente en 2020”.

“Las empresas tecnológicas de la zona tenemos la posibilidad de ofrecer estos servicios que se requieren hoy en día; nos hemos dado cuenta de que el mundo es mucho más amplio de que lo que creíamos, que las oportunidades están a la vuelta de la esquina, y que nuestros productos pueden competir con empresas más grandes, más chicas, nacionales e internacionales. Paraná tiene esta posibilidad de ofrecer tecnología a otros lugares y ponernos en una posición destacada dentro del ámbito nacional”, dijo a modo de conclusión.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario