Gualeguaychú

El campo le dijo "basta a la voracidad fiscal del gobierno"

La Mesa de Enlace se concentró en Gualeguaychú, donde se reclamó reglas claras y previsibilidad. El campo anunció que rechazan la política fiscal.

Miércoles 13 de Julio de 2022

La Mesa de Enlace convocó a un paro y no comercialización, con un acto en el emblemático cruce de las rutas 14 y 16, en Gualeguaychú, ya que fue el lugar de la protesta del campo en 2008 por las retenciones móviles. La asamblea contó con la participación de las principales figuras de las entidades agropecuarias y referentes políticos de la oposición.

El documento que fue leído, marcó los siguientes puntos: “Estamos convocados por una situación agobiante de la mayoría de los ciudadanos de a pie de la patria. Alzamos la voz para reclamar un urgente cambio de rumbo. No sólo de la política económica sino también salir de la decadencia en las que nos sumido una parte de la decadencia política, con su consecuente mayor pobreza y marginalidad”.

“Decimos basta a la voracidad fiscal del Gobierno nacional, que solo nos ve como una caja de la que siempre hay para sacar. Ahora con el argumento del conflicto bélico en Ucrania. También rechazamos el intervencionismo estatal, arbitrario y discrecional, que nos hace pagar a los productores toda esta tragedia”, dijeron los referentes del campo.

“Exigimos reglas del juego claras y previsibilidad para seguir siendo uno de los sectores más dinámicos de la república. Con nuestro esfuerzo podemos salir todos de la crisis”, cerró la proclama agraria.

El campo asegura que el paro tiene un muy alto acatamiento, el flamante Mercado Agroganadero de Cañuelas ingresaron solamente 224 animales, transportados por 8 camiones. La cifra es muy inferior en comparación a otros días cuando el promedio se ubica en torno a las 10.000 o 11.000 cabezas.

“Este el comienzo de un plan de lucha. Lo que pase luego lo iría decidiendo en cada entidad. Estamos alzando la voz para mostrar lo que nos pasa, que no siempre es lo que el gobierno dice”, dijo esta mañana Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas, en declaraciones televisivas.

“Tomamos mal lo anunciado por Batakis. Al campo se lo ve como una fuente de recursos fiscales, como algo que sirve sólo para recaudar. No se habla de crecimiento ni de inversión. Nadie invierte si confianza ni certidumbre”, destacó. Cuando se le preguntó sobre posibles subas de retenciones, el dirigente aseguró que “sólo pueden subir si pasa por el Congreso”. “Veremos”, afirmó.

La portavoz presidencial Gabriela Cerruti calificó la medida de fuerza como “un paro político de las patronales que no tiene ningún motivo“. “Los temas que ellos ponen en discusión, como la falta de gasoil, fueron temas en algún momento. Sostener un paro por un reclamo ya solucionado... Son decisiones políticas que toman las entidades. Esperemos que no impacte demasiado en los que trabajan todos los días”, criticó la funcionaria en declaraciones a la radio AM530.

Para Cerruti, “los sectores concentrados” presionan de todas las formas posibles “para conseguir una devaluación, cosa que ya dijeron la ministra (Silvina Batakis) y el Presidente (Alberto Fernández) que no va a suceder”.

“El Gobierno está viendo una película equivocada sobre lo que pasa en el campo, cuando se habla de crecimiento y desarrollo y tenemos un 50% de pobreza, y con muchas de nuestras producciones en una situación de extrema gravedad “, dijo Chemes, quien destacó el buen diálogo que existe con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, “pero la realidad es que los resultados son magros. El diálogo siempre lo vamos a tener abierto, porque no hay que dinamitar puentes, pero también podemos dialogar y tomar medidas de protestas que muestren claramente que se siguen equivocando y que no se corrigen los errores que se han cometido”.

Justamente horas antes, Domínguez se había pronunciado en contra del cese de comercialización: “El clima que se vive en el sector no es el clima que transmiten los dirigentes, se lo he transmitido a ellos personalmente, y yo recorro el campo no me quedo en el escritorio. Con este barullo que el mundo tiene, con esta guerra, donde los precios se fueron por las nubes y los precios de los fertilizantes este año se duplicaron, la confrontación no es el camino y me parece que hay que cooperar”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario