Hoy por hoy

Coronavirus: los chicos deben vacunarse

Más de un millón de entrerrianos completó el esquema de vacunas. Ahora es el turno de los chicos y los padres no se pueden dar el lujo de mirar para otro lado.

Sábado 22 de Enero de 2022

Más de un millón de entrerrianos ya tienen el esquema completo de vacunación contra el coronavirus, según los datos brindados esta semana por el gobierno provincial. También avanza a buen ritmo la inoculación con la dosis de refuerzo, todo en el marco de una creciente ola de contagios en nuestro país. Ahora, es el turno de los menores, donde todavía hay un gran porcentaje que no pasó por ningún centro de vacunación. Seguramente hay reticencias, miedos y otros elementos que los padres toman en consideración para no vacunar a sus hijos, que por supuesto es algo respetable. Pero es claro que ante la actual situación que se está atravesando es clave que esa franja etaria también reciba uno de los elementos fundamentales que existe para luchar contra el Covid-19.

“Los pediatras en Entre Ríos estamos convencidos y somos defensores de la vacunación a ultranza”, sentenció Viviana Villarruel, integrante de la Sociedad Argentina de Pediatría y directora del Centro de Salud Santa Lucía de Paraná, en una nota realizada por La Radio de UNO (88.7).

“Estamos aplicando muchísimas dosis todos los días, sobre todo primeras dosis” en niños de 3 a 11. Pero luego remarcó: “No olvidemos de las segundas dosis. No queremos volver a la época anterior, cuando teníamos que encerrarnos, y aconsejamos al adulto que la vacunación es la única forma de salir de la situación en que estamos”.

La especialista también destacó la necesidad de que “el inicio de clases nos encuentre con la mayor cantidad posible con vacunación completa”.

Estas declaraciones contrastaron con las realizadas por el ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, quien cuestionó a los pediatras que “de una manera muy equivocada” contraindican la inmunización contra el coronavirus: “Creo que estarían haciendo mala praxis”.

Hoy, más allá de la polémica y de que siempre en nuestro país todo está teñido por la política, los chicos deben vacunarse y a esto lo deben entender los padres, sobre todo cuando estamos a poco más de un mes del comienzo de las clases en Entre Ríos.

En este sentido, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, se reunió ayer con los ministros de Salud provinciales, en el marco de una nueva convocatoria del Consejo Federal de Salud y fuentes del organismo informaron que “hay consenso para fortalecer la articulación de las áreas de salud y educación también a nivel provincial para acelerar la campaña de vacunación de cara al inicio del ciclo lectivo”.

La ministra se reunió de modo virtual con sus pares provinciales con quienes determinó que se “va a trabajar muy fuerte con las áreas técnicas las próximas semanas para definir protocolos de aplicación”.

El mensaje es claro, no solamente de parte de las autoridades, sino también por parte de los especialistas en la materia. Ahora bien, puede sonar duro, pero es alocado pensar en solicitar el pase sanitario en los establecimientos educativos. Muchas personas se apuraron a vacunarse cuando se indicó que la exigencia de la vacunación completa iba a ser exigida en diferentes festivales, boliches e incluso en los centros turísticos más importante del país. Los números avalaron esta situación, confirmando una vez más que somos hijos del rigor lamentablemente. Por eso, habrá que definir una política clara en este sentido y debe ser de inmediato, para no llegar a último momento con una definición.

En la actualidad, ante la proliferación de la variante Ómicron, se habla de una cepa más contagiosa aunque con menos letalidad. Y la cantidad de personas que fallecen en la actualidad, en un número que también creció, mucha de ellas no recibieron ningún tipo de vacunas. Este es otro dato en el cual se deben fijar las personas que tienen menores a su cargo, porque no son estadísticas tiradas al azar, sino algo concreto en este presente donde estamos atravesando la tercera ola.

Por lo tanto, no debe haber excusas. Hay padres que ya recibieron la dosis de refuerzo, mientras que siguen negándose a vacunar a sus hijos. Una decisión algo egoísta si me preguntan.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario