Secciones
Citrus

Arranca lenta la cosecha del citrus en campos entrerrianos

La buena producción de citrus del ciclo 20/21 tiene mejores horizontes para la exportación, que las ventas en el disminuido mercado interno.

Jueves 04 de Marzo de 2021

En los campos entrerrianos se inició lentamente la cosecha de citrus con las frutas tempranas, especialmente las primeras mandarinas.

La actividad de la cadena citrícola, industria distintiva de la provincia, es una gran movilizadora y demandante de puestos de trabajo, y de ingresos económicos para las economías regionales.

“Se está arrancando despacio, porque no hay mucha demanda. En volúmenes hay un porcentaje mayor de mandarina que de naranja. Y viendo con preocupación los incrementos que se vienen en electricidad y combustibles”, planteó a UNO el presidente de la Federación del Citrus de Entre Ríos (Fecier), Ariel Panozzo Galmarello.

Se observa, apuntó, una reducción del mercado interno, producto de la crisis de consumo en el país. “Al argentino le cuesta cada vez más comprar alimentos. La inflación es muy alta en comparación al inicio del año pasado, y con una pandemia que todavía está dando vueltas e impacta en mucha gente que no puede trabajar o tiene menores ingresos. Eso hace bajar las ventas en la calle, ya que los mercados están con poca demanda de fruta”, apuntó.

El norte entrerriano, y el sur correntino, son las regiones de mayor producción de mandarinas y naranjas; en el caso de la provincia, el 65% del total producido corresponde a mandarinas, un 30% de naranjas, y un 5% o menos, limones y pomelos.

La producción promedio anual entrerriana de estas frutas es de más de 800.000 toneladas.

En la actualidad, ambas frutas se consiguen en góndola en un precio promedio de 120 pesos. Durante el año pasado tuvo un fuerte incremento que se mantuvo, y a diferencia de otros años, está muy próxima a los valores de otras frutas de estación, como ciruelas, duraznos y uvas, que años anteriores llegaban a costar hasta tres veces más.

Sin embargo, esos valores no llegan directamente al productor, indicó Panozzo Galmarello.

“Hace 15 días estuvimos reunidos con el ministro de Agroindustria de la Nación –Luis Basterra–. Vemos con preocupación los precios al consumidor, y como productores nos pone mal, vemos que quieren hacer ganancias extraordinarias y el producto no se vende”, planteó.

Es que al productor le queda por cada kilo de fruta, 22 pesos; sin embargo, el valor de venta al público es cinco veces superior. “Es una brecha muy grande, que es un problema de vieja data”, indicó.

citrus
Arranca lenta, por la baja demanda local, la cosecha del citrus en campos entrerrianos 

Arranca lenta, por la baja demanda local, la cosecha del citrus en campos entrerrianos

El presidente de Fecier dijo también que el volumen de producción será bueno esta temporada, particulamente en el caso de las mandarinas, cuyo floración más temprana evitó los fríos tardíos que dañaron, por caso, a algunas naranjas.

A diferencia de las bajas expectativas en el mercado interno, hay un mejor horizonte para exportaciones. Al respecto, Panozzo Galmarello sostuvo que la cosecha con ese fin arranca el próximo mes. “Hay muy buenas expectativas, con las condiciones de no tener retenciones, y también por buenos negocios a partir de pedidos de frutas desde el exterior. En 30 días arranca exportación, con un panorama un poco más alentador”, planteó y mencionó que el destino más importante en magnitud, para el citrus entrerriano, sigue siendo la Unión Europea (UE), pero hay charlas de negocios que podrán concretarse con Inglaterra, tras la formalización del Brexit; otro mercado importante de exportación es Rusia.

La cosecha del citrus se extiende con intensidad, hasta fines de mayo, aunque luego se prolonga varios meses más, con frutas de media estación y variantes tardías como las naranjas valencianas, hasta fin de año.

Respecto de las preocupaciones del sector, el dirigente empresarial mencionó la preocupación transmitida a Basterra por el impacto del aumento de la electricidad y de los combustibles. “Son dos insumos importante en nuestra cadena, más en Entre Ríos que tenenos una electricidad muy cara, comparado con Corrientes. Esa diferencia de costo se nos hace cuesta arriba”. A modo de ejemplo, indicó que un galpón de empaque mediano, paga 1 millón de pesos por luz, mientras en Corrientes, en el más alto de los casos, 200.000 pesos. “Es cinco veces menos, o hasta ocho veces menos”, aclaró Panozzo Galmarello

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario