Trata de personas
Miércoles 22 de Marzo de 2017

Alika Kinan: "Y vos sos un pedazo más de carne"

El estremecedor relato de una sobreviviente de una red de explotación sexual y de trata de personas. En 2012 fue la primera víctima en denunciar y condenar a sus proxenetas

Alika Kinan pasó de ser víctima a denunciante tras casi 20 años de haber pertenecido a un macabro engranaje de diferentes redes de trata de personas. Todo ese proceso lo ha transitado a la sombra de sus propios fantasmas, por el pasado de torturas, violaciones y de denigración personal que sufrió en la clandestinidad. Tanta humillación la armó del necesario valor para denunciar y condenar a sus proxenetas, siendo el primer caso en el país de una persona damnificada por el delito de Trata y explotación sexual. En un fallo histórico, el Tribunal Oral Federal de Tierra del Fuego condenó a siete años de prisión a Pedro Eduardo Montoya, proxeneta y dueño del cabaret El Sheik, y a Ivana García y a Lucy Alberca, pareja y encargada del local respectivamente, a tres años de prisión condicional. El castigo también recayó en el municipio de Ushuaia, que a modo de reparación deberá pagar 750.000 pesos, aunque el Estado apeló el dictamen y hasta hoy el veredicto no ha quedado firme.


"Es fuerte, es muy doloroso, te da mucho miedo. Porque tenés mucho miedo, no estás segura si sos víctima o no sos víctima; no llegás a darte cuenta si sos víctima. Si vos supieras que sos víctima, pedirías inmediatamente ayuda. El mito social es '¿por qué estas mujeres que están encerradas no piden ayuda en el momento? ¿Por qué no salen a los gritos diciendo que están dentro de estos lugares donde se las está explotando sexualmente, si como sociedad sabemos que esto está mal? Porque las víctimas no saben, porque tienen una gran ignorancia en cuanto a tratados internacionales que ha firmado nuestro país; hay una gran ignorancia en cuanto a que nuestro país es abolicionista. Nuestra Constitución, muy lejos de perseguir a mujeres en situación de prostitución, debe protegerlas. Es duro reconocer que tu vida ha estado plagada de miserias, no solamente carnales, sino de tus propios derechos como mujer, como ser humano", relató la mujer que ayer participó de una jornada de sensibilización Prostitución, Explotación Sexual y Trata de Personas, organizada por la Red Alerta de Entre Ríos.


Alika, en su nueva condición de activista por los derechos de las mujeres, se pregunta por el día después de los allanamiento a los prostíbulos y el rol que cumple el Estado, que en el desarrollo del juicio se pudo demostrar que fue partícipe del delito de Trata. "La Municipalidad ejecutaba las libretas sanitarias, muy a modo de Senasa o análisis bromatológico. ¿Viste cuando vas a comprar la carne en el súper? Ahí entrás a la góndola y ves que todos han pasado por controles sanitarios, y que la carne está apta para el consumo humano. Y vos sos un pedazo más de carne. El cliente de la prostitución entra al local y dice me como un chuletón, o un pedazo de ternera, una hamburguesa. Te sentís como la mercancía que está para ceder su propia voluntad, para ser consumida, ser violada", narró con crudeza.


Una vez más revisó su experiencia personal para hablar acerca de la posibilidad de penalizar a los clientes de prostitución, tal como propusieron los jueces del Tribunal Oral Federal de Paraná al fundamentar la sentencia al periodista de Concordia, Gustavo Alfonzo. La activista trazó una comparación con el modelo sueco, al que definió como "maravilloso porque habla de la restitución de derechos" y que versa sobre "proyectos laborales para mujeres que sean reinsertadas en el propio Estado, y también de penalizar a los clientes de prostitución. Es un modelo que culturalmente rompería lo que es el paradigma del que tanto hablamos, de quienes militamos en Derechos Humanos. Pero es un proyecto que para la Argentina común nos falta mucho poder hacer esta ruptura cultural. Tenemos mucho trabajo por delante, en cuanto a la restitución de derechos, de mujeres que son víctimas de Trata y a partir de ahí poder avanzar en una línea directa sobre la penalización del cliente de prostitución. Y poder hacer una ampliación de derechos de las mujeres que están dentro del sistema prostituyente".


La mujer hizo propio su análisis de la categoría cliente, al que redefinió "como prostituyente, que es partícipe necesario de un delito".


Acerca del alcance de la normativa que contempla este flagelo dijo: "En este momento lo más importante es poder acompañar la ley de Trata con políticas públicas reales, que restituyan los derechos de las víctimas en cuanto a soluciones habitaciones y laborales. Y el acompañamiento terapéutico y poder brindarles educación".



***
Prostitución, ¿trabajo o delito?



Consultada por la controversia en torno a la defensa de la libre elección de la prostitución como un trabajo sexual, la mujer dejó en claro su posición. "Para mí Ammar es un sindicato y actúa como tal; estas mujeres nunca se han parado en las esquinas, ninguna de ellas se mantiene dentro de los prostíbulos como víctimas, pero han regenteado prostíbulos y han regenteado mujeres. Mi opinión personal es que están tratando de cuidarse las espaldas por futuros allanamientos que se les realicen por el delito de Trata. No es inocente que hayan pasado de reclamar derechos y garantías como prostitutas autónomas y hoy reclamen la reapertura de los prostíbulos. Argentina y la Constitución son abolicionistas, donde claramente no vamos a permitir que exista la prostitución por cuenta ajena", advirtió.




***
Contra el proyecto de una diputada



La Red Alerta, al igual que Kinan, expresó su rechazo al proyecto legislativo de la diputada provincial de Cambiemos, Gabriela Lena, que pretende reglamentar la prostitución. "Es una violación a los Derechos Humanos de las mujeres, es un atentado a todas las víctimas, a todas las sobrevivientes, a todas las niñas menores. Es un golpe terrible para las madres que han perdido a sus hijas, que sabemos que han terminado en las redes de Trata y que nunca hemos podido encontrar. Está lleno de mitos y de cuestiones misóginas, violentas".



***
Trabajar las políticas públicas


"¿Qué es lo que sucede después del allanamiento, qué pasa en el día después con las víctimas de Trata? Porque podés hacer un trabajo brillante en cuanto a prevención, pero también lo que tenemos que trabajar desde los estados es trabajar las políticas públicas para reinsertar a las mujeres que han sido víctimas de Trata; y de qué manera las acompañamos y las asistimos para conseguir su reinserción social, no solamente la laboral. Esto es lo que no está sucediendo. Cuando hablamos de Derechos Humanos es maravilloso que tengamos el cierre de los prostíbulos, que son centros clandestinos y no clandestinos de torturas, y explotación sexual, ¿pero qué hacemos para no encontrar a esa misma víctima en otros allanamientos, como se ha dado?", se preguntó preocupada la militante social acerca del accionar del Estado.


Comentarios