Santoral

La iglesia celebra hoy a Santa Ana y San Joaquín, los abuelos de Jesús

En Paraná, la procesión en la parroquia de Garrigó 754 está prevista para las 15 y la misa a las 16 con la presencia de monseñor Puiggari

Martes 26 de Julio de 2022

Cada 26 de julio la Iglesia Católica celebra la Fiesta de San Joaquín y Santa Ana, padres de la Santísima Virgen María y abuelos de Jesús.

Joaquín y Ana -considerados santos patronos de los abuelos- fueron personas de profunda fe y confianza en las promesas de Dios. Ambos educaron a la Virgen María en la fe del Pueblo de Israel, alimentando en Ella el amor hacia el Creador y preparándola para su misión.

Es a través de sus padres como María se suma a esa porción del pueblo escogido que espera la llegada del Salvador de la humanidad.

La parroquia Santa Ana de Paraná, ubicada en calle Garrigó 754, tendrá hoy su gran fiesta patronal que comenzó anoche con el canto de feliz cumpleaños por parte de la comunidad, proseguirá a las 15 con la procesión y finalizará con la misa a las 16, presidida por monseñor Juan Alberto Puiggari.

También habrá misas en la capilla Santa Ana de Viale donde la misa principal será el 26 de julio a las 10.30 en el templo ubicado en José Manuel Estrada 313.

En la Aldea María Luisa, más precisamente en la capilla ubicada sobre calle en Eva Perón se rezará el Rosario a las 16.30; la misa patronal será a las 17 y luego habrá procesión. Para finalizar se compartirá un chocolate con torta entre los presentes.

El don de ser abuelos

El Papa Emérito Benedicto XVI, un día como hoy del año 2009, resaltaba -a través de las figuras de San Joaquín y Santa Ana- la importancia del rol educativo de los abuelos dentro de la familia. El Papa decía que los abuelos “son depositarios y con frecuencia testimonio de los valores fundamentales de la vida”.

En 2013, el Papa Francisco, con ocasión de esta Fiesta, celebrada en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud Río 2013 (Brasil), destacaba que “los santos Joaquín y Ana forman parte de esa larga cadena que ha transmitido la fe y el amor de Dios, en el calor de la familia, hasta María, que acogió en su seno al Hijo de Dios y lo dio al mundo, nos los ha dado a nosotros. ¡Qué precioso es el valor de la familia, como lugar privilegiado para transmitir la fe!”.

Este domingo, mientras Francisco volaba rumbo a Canadá, expresó: "Los abuelos y las abuelas son los que han transmitido la historia, las tradiciones, las costumbres: volver a ellos con el pensamiento de hoy es importante, un 'leitmotiv' en el sentido de que – explicó el Papa – los jóvenes deben tener contacto con sus abuelos, volver a ellos, volver a sus raíces, no para quedarse ahí, no, sino para llevarlas adelante, como el árbol que toma fuerza de sus raíces y la lleva adelante en las flores, en los frutos”.

“Ellos nos darán toda la experiencia de vida que nos ayudará tanto, tanto a seguir adelante... Por eso... cada uno de nosotros tiene abuelos y abuelas, algunos ya no están, otros están vivos, pero recordémoslos hoy de manera especial: de ellos hemos recibido tantas cosas, en primer lugar, la historia”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario