La iglesia como una caja de resonancia

La Diócesis de Concordia y los replanteos pastorales que genera el Sínodo

El obispado publicó los documentos trabajados en la fase de escucha, del camino sinodal que convocó el papa Francisco para el 2023

Jueves 25 de Agosto de 2022

La Conferencia Episcopal Argentina dio a conocer un documento que sintetiza lo trabajado en la primera etapa del Sínodo en las diócesis del país. Esta primera etapa del proceso sinodal, que tiene como meta el sínodo 2023 convocado por el Papa Francisco, consistió en un camino de escucha “donde todas las Iglesias del país se transformaron en cajas de resonancias para oír los clamores y sueños de la gente”, señalaron los obispos de la Comisión Animadora del Sínodo para la Sinodalidad.

En cada comunidad eclesial se confeccionó un documento que recoge las expresiones que el Pueblo de Dios manifestó.

La Diócesis de Concordia publicó en su página los documentos trabajados, donde se realizaron conclusiones sobre las respuestas recogidas. El espacio de escucha fue habitado por 5.880 respuestas. De las cuales, aproximadamente 400 fueron recogidas en papel por medio de los misioneros sinodales. Las respuestas obtenidas revelan una muy alta participación de mujeres por sobre hombres, haciéndose eco de la encuesta.

"En el marco del camino pastoral que venimos transitando descubrimos que el Sínodo sobre la Sinodalidad es un nuevo impulso a ser la Iglesia que queremos ser. El pueblo de Dios en la diócesis manifiesta querer pertenecer a una Iglesia que conserve y potencie lo que lo alegra y lo congrega: las celebraciones litúrgicas, las expresiones comunitarias, las manifestaciones de piedad popular. Una Iglesia que fomente la catequesis familiar y continúe acogiendo al más carenciado", expresó el documento de las conclusiones finales.

Allí también se remarcó el cambio que se pide. "Nuestro pueblo también manifestó la necesidad de contar con una Iglesia local menos verticalista, menos burocrática, más dispuesta a la misión, más abierta al mundo, más acogedora y más centrada en su acción evangelizadora. Con una formación que brinde herramientas pastorales para acompañar a todas las realidades, con una gobernanza de la Iglesia más plural y compartida, con más transparencia y que favorezca la participación. Que no se olvide de los adultos mayores y dé más cabida a los jóvenes".

Sobre este punto, se puede leer en el archivo presentando que: "Respecto de los pobres, la muestra devuelve que casi el 60% piensa que la Iglesia local se ocupa entre Mucho y Bastante de ellos. Pero es para hacer notar que -con 464 no bautizados- 2.385 personas (40%) de la muestra sostengan que la Iglesia se ocupa entre Poco y Nada de los hermanos en condición de pobreza".

También hay un llamado de atención respecto a la vejez. "Ante la consulta de cuánto se ocupa la Iglesia de los adultos mayores de nuestra sociedad, las respuestas aparecen equilibradas, 50% sostiene que lo hace entre Mucho y Bastante y el otro 50%, sostiene que lo hace entre Poco y Nada. Mirando más en detalle, surge que las categorías intermedias concentran los mayores porcentajes de respuestas: así, más allá de la Pastoral -que existe y trabaja con los adultos mayores- el 44% de los encuestados (2.606 personas) creen que se hace poco por los adultos mayores. En un mundo que envejece demográficamente, dato también válido en la diócesis, quizás sería indicado profundizar en esta realidad para buscar revertir la percepción que devuelve la encuesta".

Otro ítem evaluado fue "Los dejados de lado, a la vera del camino. Allí aparecen -muy claramente- como los grupos más dejados de lado los que conforman el colectivo LGBTIQ+ y los separados en nueva unión. Mirando más en detalle, la encuesta devuelve como otros grupos dejados de lado en el caminar juntos las personas que están a favor del aborto y las personas de otros credos. Esto plantea, una vez más, un tema de formación humana, doctrinal y moral frente a nuevas realidades: la pastoral de la vida y el ecumenismo".

Este documento que busca llevar adelante un proceso histórico de Plan Pastoral Diocesano fue leído en Juan XXIII, Estancia Grande (Concordia) en el encuentro de consejos pastorales y juntas parroquiales.

El lugar de la mujer

Más del 95% de las comunidades cristianas del país, animadas por delegados y delegadas que asumieron con responsabilidad su tarea, se dieron la oportunidad de hablar y ser escuchados: desde los ocasionales transeúntes hasta las personas más comprometidas en parroquias y comunidades.

En la mayoría de los informes de las diócesis de Argentina, se señala el hecho de que "si bien las mujeres son mayoría numérica en las comunidades y en la animación de las actividades pastorales tales como catequesis, Cáritas, pastoral de la salud, liturgia, etc., muy pocas entre ellas están en los lugares en los que se toman las decisiones. Al respecto hay un fuerte reclamo para que las mujeres laicas o con alguna forma de consagración, participen en la toma de decisiones en el ámbito de las comunidades parroquiales y diocesanas", indicó el documento a nivel nacional.

Con todo lo analizado, la Conferencia Episcopal Argentina indicó en el documento: "Soñamos con una Iglesia más sinodal, más misionera, que pueda solucionar la falta de escucha y de participación, caminando juntos. Al hacer partícipe al pueblo, la experiencia sinodal es una alegría en sí misma. Requiere una conversión espiritual, intelectual y pastoral, porque la santidad es el horizonte de la sinodalidad. El camino sinodal es un camino lento y muchas veces nos es difícil aceptar los cambios necesarios que descubrimos o entrevemos en la escucha al Santo Pueblo fiel de Dios. Por eso queremos renovar nuestra confianza en el Señor que se acerca y, mirándonos en María, renovar la esperanza".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario