Un niño como bandera

Los crímenes de Lucio Dupuy y de Fernando Báez Sosa. Una reflexión en medio de una absurda competencia por la atención de los medios
23 de enero 2023 · 09:04hs

En estos días, mientras se ventilan los pormenores de la muerte de Fernando Báez Sosa en el juicio contra ocho rugbiers, comenzó a ser trending topic en Twitter el caso de Lucio Dupuy, el niño de cinco años muerto en noviembre de 2021 por los golpes y las torturas que le propinaron su madre y su pareja, y cuyas sentencias se conocerán el 2 de febrero.

Los internautas que alimentaron la tendencia en redes sociales pedían a la prensa hablar de ese caso y no tanto del de Fernando, como si fuese una cosa o la otra. Los medios debieron salir a aclarar que el juicio por el crimen de Lucio se había desarrollado a puertas cerradas ya que la víctima era menor de edad, porque se ventilaba un delito contra la integridad sexual y, además, hasta el 2 de febrero, no habría novedades para comunicar. En este marco se dio una especie de competencia sin sentido por la atención de los medios ya que ambos casos son terribles, tienen detrás familias que sufren y reclaman Justicia; y que la Justicia debe llegar con todo su peso a los culpables de ambos crímenes.

sicarios, carceles y politicas

Sicarios, cárceles y políticas

Entre Ríos, bien posicionada.

Entre Ríos, bien posicionada

Lucio Dupuy 2 (6).jpg

En el caso de Lucio Dupuy la opinión generalizada fogoneaba sospechosamente contra la perspectiva de género como si ésta fuese responsable del calvario sufrido por la criatura. Todo se endureció cuando el abuelo del niño apuntó contra la jueza Ana Clara Pérez Ballester, quien le dio la tenencia a la madre y a su pareja, ignorando las denuncias de la familia paterna. Ramón Dupuy también cargó contra el presidente Alberto Fernández por el supuesto “cajoneo” de la Ley Lucio, aprobada en Diputados para prevenir y detectar tempranamente de la violencia contra los niños, niñas y adolescentes. "Ningún colectivo de Derechos Humanos se acercó a nuestra familia en todo este tiempo", dijo el hombre a los medios, y fue suficiente para que el caso se ubicara de un lado de la grieta. Atrás de los comentarios se comenzaron a encolumnar todo tipo de opiniones antiderechos que le pegaban al feminismo solo porque las acusadas son lesbianas y militantes pañuelo verde.

Lucio Dupuy 2 (1).jpg

En este caso particular es obvio que la Justicia no escuchó al niño ni defendió sus derechos. En su corta vida el chico fue violentado física y psicológicamente, sufrió abandono, se lo pasaron como un paquete y lo usaron. La madre estuvo ausente y -digamosló- el padre también.

Alternativamente el menor vivió con sus abuelos y con sus tíos paternos hasta que su madre, vaya a saber con qué fines, lo reclamó. La Justicia hizo “la fácil”. No realizó un seguimiento ni de la familia, ni del niño, ni de las condiciones de vida en las que iba a vivir. Tampoco evaluó el estado mental de esa mujer que no quería ser madre, que ya había demostrado rasgos de abandono en el pasado, ni de su pareja que manifestaba públicamente en sus redes sociales, que el chico le molestaba. No escucharon a Lucio ni vieron sus dibujos. Las alarmas estaban todas encendidas, pero nadie hizo nada. La escuela tampoco advirtió ni denunció los golpes ni las ausencias prolongadas del niño a clases. El sistema de salud que lo atendió, al menos cinco veces, para curarle heridas difíciles de explicar, no activó ningún protocolo vigente utilizado para estos casos.

El problema aquí no fue el feminismo ni la perspectiva de género, fue la alarmante indiferencia social; la impericia de un sistema judicial perezoso, incapaz de hacer lo que corresponde. El problema fueron los funcionarios judiciales de espaldas a la gente, haciendo lo mínimo indispensable, ahorrando un cuantioso presupuesto que se va todo a pagar sueldos opulentos.

Lucio Dupuy 2 (5).jpg

El crimen de Lucio Dupuy es aberrante por donde se lo mire. Es necesario que Magdalena Espósito Valenti y Abigail Pérez paguen por lo que hicieron; por la sociedad, por la familia y sobre todo por Lucio. Pero también es necesario que quienes están en el sistema sanitario, en el escolar, en organismos de protección de la niñez, a la hora de actuar no miren para otro lado. En tanto, es indigno que este niño, con todo lo que sufrió, sea levantado como bandera para ir contra los derechos conseguidos por las mujeres. Porque nada tiene que ver esta aberración con el feminismo.

¡Justicia por Lucio Dupuy y también por Fernando Báez Sosa!

Ver comentarios

Lo último

Novak Djokovic vencíó a Andrey Rublev y está en semifinales

Novak Djokovic vencíó a Andrey Rublev y está en semifinales

Intentaron robar, los detuvieron y fiscal ordenó su libertad

Intentaron robar, los detuvieron y fiscal ordenó su libertad

Paraná: marcharán contra el recorte en Potenciar Trabajo

Paraná: marcharán contra el recorte en Potenciar Trabajo

¿Argentina o Brasil?: los destinos más buscados para febrero

Lugares con playas son más solicitados en las agencias de viajes este verano. Elegir entre la costa atlántica y Brasil es el dilema

¿Argentina o Brasil?: los destinos más buscados para febrero
Intentaron robar, los detuvieron y fiscal ordenó su libertad

Intentaron robar, los detuvieron y fiscal ordenó su libertad

Paraná: marcharán contra el recorte en Potenciar Trabajo
Reclamos

Paraná: marcharán contra el recorte en Potenciar Trabajo

Fernando Báez Sosa, el juicio: inician los alegatos
Crimen de los Rugbiers

Fernando Báez Sosa, el juicio: inician los alegatos

Vaciaron taller mecánico en zona rural: No me dejaron nada
Robo en Paraná campaña

Vaciaron taller mecánico en zona rural: "No me dejaron nada"

YPF anunció que seguirá aceptando tarjetas de crédito
estaciones de servicio

YPF anunció que seguirá aceptando tarjetas de crédito

Dejanos tu comentario