Secciones
coronavirus

El coronavirus, entre la hipocresía y la demagogia

Los contagios de coronavirus en la Argentina crecieron estrepitosamente, en medio de contradictorias acciones para concientizar de mejor manera a la población

Jueves 30 de Diciembre de 2021

Una vez más el problema del Coronavirus, sigue siendo parte de los grandes problemas que hay en la Argentina. A la inflación del 50%, pobreza del 40%, la alta desocupación y la llegada de un "necesario" tarifazo en los servicios, la ola de contagios llegó al récord de 42.000 casos en un solo día.

Es real decir que esta ola se ve en gran parte del mundo, y que al menos la Argentina puede tener como espejo lo que pasa en otras latitudes. El problema es que muchas veces, se desaprovecha toda esa información frente a la hipocresía y la demagogia.

Claro es que si los contagios crecieron, es porque hubo una despreocupación de la población en cuidarse. En no mantener los mínimos cuidados sanitarios. Cómo olvidar en medio de la pandemia, algunos pequeños grupos anticuarentena y hasta referentes del Juntos por el Cambio, hablando de la mala calidad de las vacunas. Es claro que ese grupo de dirigentes de la oposición, cómo mínimo son impresentables.

Hoy la campaña de vacunación, avanza, aunque según los especialistas en salud, se debe seguir buscando al 30% de la población del país, que aún no tiene la segunda dosis. Según estas personas, la cantidad de testeos en la Argentina -no se sabe bien porqué- siempre fueron bajos en esta pandemia, y esto determina una menor precisión de los casos reales que se dan por día. Este miércoles hubo 42.000 contagios, pero si los testeos hubieran sido más masivos, ese número sería mayor.

El gobierno nacional hoy tiene la autoridad para hablar de la campaña de vacunación?. La verdad, que da la sensación que no. Instalar un vacunatorio VIP para que solo se vacunen los funcionarios, amigos y dirigentes oficialistas caló muy profundo, y eso la población se lo hizo sentir en las últimas elecciones, sin olvidar los desaguisados económicos, financieros y sociales que promovió la actual gestión.

Este gobierno podrá imponer algunas limitaciones, si la ola de contagios, hipotéticamente se descontrola aun más?. Muchos sectores adelantan que analizarán qué hacer, porque mientras un Presidente encerró al país por más de un año, él y su familia y otros amigos comían asado y festejaban cumpleaños en la Quinta de Olivos.

El manejo de la pandemia, cuarentena y restricciones, este gobierno las manejó pésimo. Entre la demagogia y la hipocresía, mandaba a la policía a detener a personas que circulaban de noche, pero organizó el velatorio de Diego Maradona en la Casa Rosada con una masiva concurrencia. Para algunos estaba todo prohibido, hasta trabajar para subsistir, mientras otros por ser amigos ideológicos, despedían al 10.

Un ministro de Salud de la Nación fue echado por los errores y las irregularidades penales, en medio del escándalo de no querer firmar la compra de vacunas con un determinado laboratorio, sencillamente porque ideológicamente no convenía.

La serie de dislates en estos últimos tiempos, llevó a que con la "supuesta normalidad de la pandemia", así informada por la Nación, quitó la obligatoriedad para el uso de las medidas de salud, y cuándo se veía que llegaba la tercer ola, por lo que sucedía en Europa, se les ocurrió (hace pocos días), el 10 de diciembre festejar el día de la democracia. Bienvenido ese espíritu, pero no importó llenar la plaza en un acto militante, para -según los especialistas- ayudar a los contagios diarios que luego llegaron a este presente de descontrol de casos.

Al menos hay que decir, que las autoridades de Entre Ríos han sido mucho más coherentes y responsables con el plan de vacunación y en las medidas tomadas para tratar de minimizar el impacto del covid.

"Nos sentimos los malos de la película", dijo la doctora Carina Reh, en declaraciones a Radio La Voz. La secretaria de Salud de Entre Ríos, sabe muy bien que lo que se viene es muy pesado, y por ello es que reclamó junto a otros funcionarios, que los municipios y otros organismos provinciales estén a la altura de la circunstancias frente a la gran cantidad de fiestas populares que fueron autorizadas en todas las ciudades.

Alcanzará con el pase sanitario, para controlar la ola de contagios, o habrá que tomar medidas más firmes. El desafío está, sin suspender el festival de Diamante, Federal, Concepción del Urguay, Federación, los carnavales y otros eventos, se deberá si o sí a levantar la guardia con acciones sanitarias necesarias y urgentes para que no se llenen nuevamente las Terapias de los hospitales y clínicas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario