Espectaculos

El peor año de Marcelo Tinelli en tevé

El ciclo "Bailando por un sueño" que conduce en la pantalla del Trece parece haber alcanzado el punto máximo de desgaste en el público. Los números en rojo que ponen nervioso al animador en esta nota.

Domingo 12 de Agosto de 2012

Las cifras del certamen de baile en materia de audiencia son alarmantes y no conforman al animador sino por el contrario, lo inquietan y alteran.

El programa en lo que va de 2012 no logró el efecto que Marcelo Tinelli esperaba y confiaba ciegamente encontrar desde el inicio así como sucediera en temporadas anteriores.

Escándalos armados y previsibles, la presencia indiferente de un Antonio Gasalla incómodo en su puesto para juzgar, un jurado que aburre, participantes en su mayoría de segunda línea y sobre todo, un formato agotado y agotador son algunos de los condimentos que consideramos no permiten que "ShowMatch" levante el vuelo esperado hasta por las mismas autoridades de la emisora de Constitución.

En varias jornadas, como la del último viernes por ejemplo (18.9), el envío apenas arañó los 19 puntos de promedio general.

Tinelli no le encuentra la vuelta a pesar del intento para que los Nannis se convirtieran en su caballito de batalla, en el boom televisivo del momento. No lo consiguió y no parece haber a simple vista una buena carta para tirar.

El caso de las Joyas de Moria tampoco resultó positivo para el ciclo, si bien el promedio fue de 24 puntos, en Ideas del Sur saben que ese incremento de audiencia fue pan para esa jornada y hambre para las posteriores.

Desde el círculo íntimo del animador aseguran que la relación amorosa con Guillermina Valdes es lo único que lo mantiene con cierta serenidad pero es cuestión de tiempo aseguran pida a su equipo de trabajo cambios profundos en el programa.

También Tinelli considera que el ciclo "Este es el show", de su propiedad, no funciona de la misma forma que en 2011 y ello se debe a priori al desgaste mismo del formato.

Hasta agosto podemos decir que es el peor año de Tinelli en la tevé. Bien en el amor, mal en el trabajo. Habrá que esperar si la muñeca del animador logra revertir el asunto.


Fuente: Primicias Ya

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario