Aniversario

El Centro Provincial de Estimulación Temprana cumple 31 años

Además de tareas vinculadas a las unidades educativas, el equipo del Centro Provincial de Estimulación Temprana hace un acompañamiento integral a las familias

Viernes 19 de Agosto de 2022

El Centro Provincial de Estimulación Temprana (CPET) cumple hoy 31 años de actividad, acompañando a chicos de 0 a tres años que lo necesitan, en una etapa clave para su desarrollo. Funciona en calle Tucumán 333 en Paraná, de lunes a jueves de 8 a 12 y de 13 a 17, y los viernes de 8 a 12.

Al lugar concurren unos 65 niños de la capital entrerriana y otras ciudades de la provincia.

En el trabajo que realiza el equipo interdisciplinario del lugar intervienen generalmente las familias o los referentes de los pequeños. Los psicopedagogos, fonoaudiólogos, kinesiólogos, trabajadores sociales y demás profesionales que forman parte de este proceso están formados como terapeutas en estimulación temprana, y con una gran experiencia llevan adelante su tarea diaria, con la valoración de cientos de familias que pasaron por el Centro junto a sus hijos durante los primeros años de vida.

Mercedes Sallenave, psicopedagoga, terapeuta en estimulación temprana y coordinadora del CPET explicó a UNO que en el lugar se trabaja en el abordaje de los niños hasta tres años con alguna dificultad en el desarrollo, y en coordinación con otras instituciones con las cuales se presta el servicio. Y destacó: “En sus comienzos se realizó un convenio entre el Ministerio de Salud, el Consejo General de Educación (CGE) y lo que en ese momento era el Consejo del Menor, que hoy es el Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf), para crear un centro de estimulación temprana y de esta manera abrir un lugar donde se recibieran niños que tuvieran alguna patología o algún riesgo de poder adquirirlas. Este fue el motivo de su creación y hoy cumplimos 31 años”.

Mercedes es la coordinadora del Centro Provincial de Estimulación Temprana, que cumple 31 años.jpg
Mercedes es la coordinadora del Centro Provincial de Estimulación Temprana, que cumple 31 años

Mercedes es la coordinadora del Centro Provincial de Estimulación Temprana, que cumple 31 años

A su vez, señaló: “Desde ese momento se trabaja en contacto permanente con el hospital San Roque, con el servicio de Neonatología y en consultorios de alto riesgo; y tenemos además una inmensa red con todos los centros de salud y centros médicos que hacen las derivaciones, y muchas veces vienen de los papás porque otras familias que han pasado por aquí se lo recomiendan. Organizamos talleres para los padres, generales o puntuales por alguna situación que lo consideremos”.

La coordinadora del Centro también refirió: “Acá han pasado miles de chicos y las familias valoran mucho este trabajo. Acá hacemos la recepción, posteriormente la evaluación y ahí ingresan a la institución. Llevamos adelante el acompañamiento y la atención de los niños y sus familias y todo lo que implican después las derivaciones a los diferentes lugares una vez que han terminado su tiempo acá o que tienen su edad de alta. Los contactamos con los profesionales de los centros de salud y trabajamos mucho con las unidades de jardines maternales municipales, articulando el ingreso de nuestros chiquitos a las distintas instituciones de este tipo en nuestra ciudad en la etapa hasta los tres años”.

La institución depende hoy exclusivamente del CGE realiza tareas vinculadas a la asistencia a las unidades educativas, asesorando y acompañando; pero también hacen un valioso trabajo de acompañamiento individual a los chicos junto con sus familias, una tarea que consideran fundamental y es llevada a cabo en equipo por los profesionales especializados.

No obstante, desde el Centro Provincial de Estimulación Temprana hoy están preocupados porque podrían ser excluidos de esta labor puntualmente: “No es la primera vez que quieren refuncionalizar nuestra tarea. Lo que se nos plantea es que dejemos de hacer la atención individual de los niños con sus familias y nos dediquemos solo a asistir a las unidades educativas, que es algo que también venimos llevando a cabo con nuestra población, que es de cero a tres años”, indicó Mercedes, y precisó: “Nosotros, además de asesorar y acompañar, vamos hasta las unidades educativas, observamos si hay alguno niñito con alguna dificultad y lo derivamos, según la situación que consideremos”.

La estimulación temprana es clave en el desarrollo de muchos chicos.jpg
La estimulación temprana es clave en el desarrollo de muchos chicos

La estimulación temprana es clave en el desarrollo de muchos chicos

Acto seguido, explicó: “En este momento Educación argumenta que al trabajo que hacemos en el CPET lo debería hacer Salud, una cuestión que han reforzado también con la ley de los 1.000 días y demás. Queremos hacer visible esta situación, porque somos un equipo integrado por personas que ejercemos diferentes disciplinas de base, pero además formado en estimulación temprana y hoy no hay un lugar donde puedan ser atendidos con este abordaje”.

En este marco, la especialista subrayó: “Nosotros conceptualizamos la estimulación temprana como un proceso terapéutico educativo en el que están imbricados la educación y el aspecto terapéutico, y el acompañamiento profesional, desde la disciplina que sea, pero siempre mirando al niño de una manera integral, nunca parcializado, y cómo su desarrollo puede estar afectado o atravesado por alguna dificultad. Por eso nuestro trabajo es con un equipo interdisciplinario”.

Con respecto a la importancia de la estimulación temprana, Sallenave valoró que “ante cualquier dificultad que se presente en el desarrollo de un niño, se considera que cuanto antes se comience con este proceso, se podrá hacer un mejor acompañamiento”, y aseguró: “Se requiere en aquellos casos con determinadas situaciones que ya tienen una patología con la que nacen o tienen riesgo de desarrollarla y necesitan el acompañamiento de un profesional. Con la estimulación temprana se procura estimular las potencialidades que un niñito tiene, pero esto es siempre pensado en compañía de su familia, porque el chico no está aislado, siempre es con el otro y dentro de una familia o con un referente, porque puede tratarse de diferentes tipos de familias y hemos tenido niñitos institucionalizados en diferentes circunstancias, en un hogar por ejemplo, y se trabaja con la institución o con quien está a su cargo para formar parte de ese proceso”.

Por último, remarcó: “Ese niño tiene su mayor desarrollo en su casa, con su familia o donde esté. Por eso es muy importante acompañar a esa familia y darle el espacio para que ese chico se desarrolle con todas sus potencialidades, y es la labor que queremos seguir llevando adelante”.

LEER MÁS: La discapacidad abordada desde la música y la heterodoxia

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario