Chacho Comar
Domingo 08 de Julio de 2018

Chacho: "Un luchador de la vida"

Diecisiete años, siete meses y 25 días. Chacho es uno de aquellos pocos de la decena de periodistas que desde aquel noviembre de 2000, llevan el desafío diario de informar a la población desde el UNO.

Puede sonar a frase hecha, pero tantos años, a unos y a otros nos hacen ser prácticamente de la misma familia. Un convivir todos los días, varias horas, compartir momentos, buenos y malos.

Sencillo, directo y honesto. Un luchador de la vida, como su ídolo futbolístico Blas Armando Giunta, por quien eligió el nombre para su hijo. Yendo intensamente de acá para allá, de la radio al diario y del diario a la tele. Siempre así, de un lado para el otro, dedicando mucho esfuerzo y compromiso con su tarea profesional, sin ambiciones mayores a llevar algo a su familia, y a vivir de su trabajo que tanto amaba.

Uno de los distintos en la Redacción del UNO, de esos que nunca pasan desapercibidos, en tiempos de redacciones pobladas, ruidosas y agitadas de inicio de siglo, o de las actuales, más silenciosas, calmas y hasta casi apáticas, a las que sacudía cada día con su llegada: una información, una opinión, un comentario acompañando el saludo a cada compañeros, generaba la instantánea reacción de unos y otros, de quienes hasta segundos antes estaban ensimismados en sus mundos personales. Un gran entendedor del valor de las palabras, y de cómo sacudir o despabilar públicos, o generar una reacción ante un mensaje, frente a conocidos o ante la sociedad.

Alegre, inquieto, muy querido, en un ambiente como el periodístico tan difícil y egoísta. Eso pinta a Chacho, que por su forma de ser superó los patrones tan comunes en el periodismo.

Entre la angustia, lágrimas e incomprensión, este breve relato es un modo de canalizar tanto dolor y tristeza. Y también para que la sociedad paranaense hoy conmovida reconozca -y su familia se enorgullezca- que Chacho es de esas pocas personas que logran cosechar un unísono cariño y reconocimiento social.

Comentarios