Iglesia Católica
Jueves 13 de Julio de 2017

Renuncia colectiva para dejar de formar parte de la Iglesia Católica

Apostasía. Agrupaciones sociales se congregarán en la Catedral mañana a las 11.30 para concretar el trámite, como rechazo a la ley de Libertad Religiosa y en reclamo de un Estado laico. Invitan a quien quiera sumarse

Distintas organizaciones sociales de Entre Ríos realizarán mañana a las 11.30 una apostasía colectiva. Previamente se concentrarán en la Catedral Metropolitana de Paraná e invitan a todas las personas que quieran sumarse a esta iniciativa, que significa en este caso una renuncia o un pedido de desafiliación a la Iglesia Católica.


Esta actividad se suma a la mesa informativa que se llevó adelante el martes en la Plaza 1° de Mayo, en la que las agrupaciones Juntas y a la Izquierda, En mi nombre No-Apostasía Colectiva de Entre Ríos, Sexualidades Disidentes, el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), el Foro contra la Violencia Patriarcal y Heteronormativa, entre otros, difundieron la manera en que debe realizarse este trámite y cuáles son sus alcances, y también concientizaron sobre las consecuencias que pueden llegar a generar la Ley de Libertad Religiosa, en caso de ser aprobada.


Si bien el pedido de la apostasía se debe tramitar de manera individual y personal, los mentores de esta iniciativa explicaron que se hará de manera conjunta como una forma de expresar un compromiso político. Nadia Burgos, integrante del MST-Nueva Izquierda, explicó a UNO que esta desafiliación no tiene que ver con una cuestión de creencias: "Es una necesidad que tenemos aquellos que no estamos de acuerdo con algunas medidas que la Iglesia toma y que tienen injerencia en la vida cotidiana de todo el conjunto de la población argentina. Mediante este acto, lo que estamos haciendo es decir que no se puede hablar más en nuestro nombre y por eso realizamos la acción de apostatar", dijo, y agregó: "El pedido es que se nos saque del registro de la Iglesia Católica para que de esta manera esta institución no pueda ejercer en nuestro nombre un privilegio que tiene en su relación con el Estado. Puntualmente posee el estatus de una entidad pública, es decir que tiene el mismo nivel y la misma injerencia que las provincias por ejemplo, y el Estado le destina subsidios que son millonarios, además de pagar sueldos de obispos, curas, seminaristas. Creemos que el Estado laico tiene que empezar con la eliminación de estos subsidios y con romper la falsa idea de que la Iglesia Católica es el credo dominante en nuestro país".


En la misma línea, Burgos señaló que esta actividad se propuso como modo de rechazo al proyecto de ley presentado por el secretario de Cultos nacional, Santiago de Estrada, y que actualmente tiene estado parlamentario en la Cámara de Diputados de la Nación. El texto iba ser debatido hace dos semanas en la comisión de Relaciones y Culto, pero ante el rechazo social su tratamiento fue suspendido. "En la Argentina ya existe una garantía constitucional de la libertad religiosa y es un derecho democrático que nosotros defendemos. Pero lo que realidad va a generar esta norma, en caso de aprobarse, será ampliar los privilegios que tiene la Iglesia Católica y extenderlos a otras religiones. De esta manera violenta lo que venimos exigiendo, que es la necesidad de que haya un Estado que sea laico, es decir que ningún credo tenga injerencia en las cuestiones que el Estado realiza", expresó Burgos.




***
Por un Estado laico




Nadia Burgos manifestó la preocupación que tienen las distintas agrupaciones en torno a varios puntos que impulsa esta ley, entre los cuales se incluye la reglamentación de la denominada objeción de conciencia: "El problema es que permitiría que la objeción de conciencia sea individual y estos podría generar graves problemas. Por ejemplo, si va una pareja igualitaria exige su casamiento, que está garantizado por ley, y el empleado del registro civil que los recibe no los quiere casar por su creencia religiosa, se les estaría negando un derecho. Lo mismo podría ocurrir con algún docente, que podría decidir no dar la teoría de la evolución porque va en contra de sus creencias, o en un hospital público algún especialista puede negarse a realizar una transfusión de sangre, una aborto no punible o incluso una inseminación artificial alegando que es creyente de alguno u otro culto".


Otra cuestión alude a que la normativa crearía un registro de cultos autorizados en Argentina, que tendrán entre sus privilegios la inembargabilidad de sus bienes. Sobre este punto, Burgos indicó: "Esto significa que cualquiera de esas religiones incluidas en ese registro pueden cometer un delito de corrupción o de pedofilia y no se pueden embargar los bienes de esa institución para ejercer un acto de justicia y de reparación económica a las víctimas".


Otro de las cuestiones que generan mayor resistencia es que de aprobarse esta ley, se tendría en cuenta el secreto ministerial, por el cual un sacerdote puede ejercer su derecho de ampararse en esta posibilidad y negarse a declarar en un juicio o a brindar información que la Justicia requiera. "En la actualidad, cuando nos encontramos que la gente está animándose a denunciar por ejemplo los casos de pedofilia que ocurren en la Iglesia, los sacerdotes, el obispo podrían ampararse en el secreto ministerial y no brindar información para que se esclarezca el hecho", analizó Burgos.


"En realidad esta ley lo que hace es retrasar y retrotraer los derechos garantizados que ya hemos logrado conquistar y, sobre todo, distanciarnos cada vez más de la posibilidad de tener un Estado laico", remarcó.



***
Cómo ejercer este derecho de desafiliación



Nadia Burgos contó que en el país hay numerosos antecedentes de apostasías colectivas y adelantó que la semana pasada ya hubo unas 20 personas que solicitaron su desafiliación de la Iglesia Católica ante el Arzobispado de Paraná, y que mañana ya hay confirmadas al menos 35 personas que van a hacer uso de su derecho de apostatar. Quien quiera realizarlo y no pueda acercarse mañana a la Catedral para hacerlo de manera colectiva, lo puede gestionar en cualquier momento. "Le pedimos a la comunidad que se acerque, que pueda sacarse las dudas respecto del trámite, que pueden incluso solicitarlo menores de edad, aunque a la carta la debe realizar algún progenitor o tutor".


"Por ahí es importante aclarar que no importa en qué lugar del país haya sido bautizado, sino que lo importante es realizar el trámite de apostasía en el lugar en que uno tenga su domicilio, porque la Iglesia contesta vía carta la aceptación o no de esta acción", dijo.


En referencia a la respuesta de los referentes católicos cuando fueron en conjunto a solicitar la desafectación, comentó: "Nos atendieron muy bien. Se trata de un trámite sencillo, rápido y lo gestionamos sin inconvenientes. Sí sabemos que hubo personas que fueron individualmente y que les dijeron que a partir de ahora la acción se realiza con el vicecanciller y que él no estaba disponible en ese momento y los citaron para otro día, lo cual se convierte en un problema, porque el derecho apostatal es un derecho que tenemos todos los que fuimos bautizados y se debería concretar sin obstáculos".


"Nosotros lo hacemos de manera colectiva para poder expresar un punto de vista y la necesidad de contar con un Estado laico. La Iglesia no tendría por qué oponerse. Así como el bautismo es sin preguntarnos, ahora estamos ejerciendo un derecho soberano que es a decidir si formamos parte de esta institución o no", aclaró.


Comentarios