Educación
Lunes 02 de Octubre de 2017

La Coordinación de Educación sexual Integral intervendrá en un Jardín de Infantes

Algunos padres están molestos con un pequeño de cinco años porque dicen que tiene "actitudes pervertidas". Los directivos, cuando se enteraron del planteo de los mayores, se enojaron y solicitaron la presencia de profesionales.

En los tiempos que corren, llamaría mucho la atención decir o denunciar que "un nenito de cinco años pueda llegar a tener un espíritu pervertido o de depravado" por algunas aparentes situaciones que se estarían dando dentro de un jardín de infantes.

UNO decidió publicar esta noticia para contar el conflicto interno y externo al establecimiento educativo. Ya se determinó la intervención de especialistas en la materia porque creció el conflicto entre los mayores.

Un grupo de padres se comunicó con UNO para plantear la situación que se generó en el jardín de infantes Soldadito, que funciona dentro de la Escuela Soldados de Malvinas en calle Acebal y 1° de Mayo en el oeste de Paraná.

Un espanto, por donde se lo mire
A UNO llegaron los audios con la información de la madre de un niño de cinco años que asegura que un nene de la misma edad, que concurre a ese jardín de infantes, es el que "tenía la brillante idea de manosear su pene, como el de otros compañeritos, e incluso pedir que se desnuden en los baños".
En el audio, que se complementó con aportes de más padres, se indica que "supuestamente" el mismo niño tenía otras actitudes "pervertidas increíblemente junto a su madre que naturalizaba ese tipo de comportamiento".

Con toda esta información, el jueves pasado, se reunieron en el jardín para hablar del tema con las autoridades. "Acá hubo gritos y mucha convulsión en el establecimiento por reclamos cruzados entre los padres y el pedido de sentido común de parte de las autoridades", deslizaron a UNO participantes del cónclave que pidieron el resguardo de la identidad.

Por una decisión editorial se decidió no publicar las particularidades de los reclamos que hicieron los padres, con informaciones y comentarios que seería "gravísimos" entre alumnos de ese jardín.

UNO se basó en el protocolo interinstitucional de actuación en casos de abuso sexual infantil en la provincia de Entre Ríos que fue aprobado por el por decreto 2405/ del Poder Ejecutivo y que además tiene el respaldo del Superior Tribunal de Justicia y del Consejo General de Educación (CGE).

Indignación y enojo
Frente al malestar de un par de padres, UNO se comunicó con las autoridades del jardín de infantes. La que habló fue la directora Viviana Martínez QUE pidió tener en cuenta que "hay menores de edad de por medio" y el prestigio de la institución. En esa línea admitió que hubo una madre que se molestó por la situación que se trata de aclarar pero por sobre todo por la respuesta que se le dio desde el jardín.
"Es un tema muy penoso, desde la semana pasada es que estamos analizando todos los pasos. Lo primero que quiero decir es que estamos hablando de criaturas de cinco años que no tienen maldad, que no son delincuentes o que no se depravados", explicó la docente sumamente molesta con la difusión del tema por parte de algunos padres.
La más enardecida fue la mamá de la criatura, supuestamente abusada, que pedía sanciones y hasta la expulsión de la criatura señalada como responsable.
Es más, Martínez contó: "Lo primero que se hizo fue tener una reunión de padres, luego hablamos con los papás de los nenes, y como no soy una especialista solicitamos apoyo de la Departamental de Escuelas de Paraná y del CGE".

"Ellos consideraron muy importante que tomara directa intervención la Coordinación de Educación Sexual Integral para hablar, marcar pautas y atender el tema pero dentro de la escuela y las familias", resaltó la directora del jardín de infantes.

Sobre la discusión con una mamá en particular, indicó: "Ella no quedó conforme con la respuesta que le dimos, y le sugerimos que haga la denuncia donde quisiera, nosotros nos íbamos a manejar con el protocolo tal cual indican los profesionales en la materia".

"Eso sí, le aclaré que la denuncia por abuso sexual no podía correr, y le advertí que era poco probable que en la Policía se la tomaran", resaltó.

El choque entre algunos padres, en el exterior del jardín, fue tan violento que las autoridades analizan seriamente restringir el ingreso a las salas hasta que se calmen los ánimos.

Comentarios