Secciones
Narcotráfico

Triple crimen: a la casa el acusado que siguió a los tiros

Ramiro Colman recibió la prisión domiciliaria, sin tobillera electrónica. El único imputado por el triple crimen de Paraná siguió a los tiros y tenía un arma.

Sábado 26 de Junio de 2021

Ramiro “Pañal” Colman, de 23 años, está sospechado con varias pruebas de integrar una organización narcocriminal e imputado por el triple crimen ocurrido el año pasado en el barrio Los Paraísos de Paraná. Luego de estar detenido con prisión preventiva, primero en la cárcel y luego en su casa, recuperó la libertad. Se involucró nuevamente en hechos violentos y delictivos y el viernes pasado lo detuvieron otra vez en una investigación de la División Robos y Hurtos por las balaceras que vienen sucediendo en la zona de los barrios Consejo y 1° de julio de Paraná.

Tenía un arma, balas y dinero; se manejaba en un auto y una moto. Pagó tres meses por adelantado un alquiler en el centro de la ciudad, donde dio con un nombre falso. Pero ayer, tras una nueva imputación, la Justicia lo envió a su casa nuevamente, con prisión domiciliaria sin tobillera electrónica.

Ayer el fiscal Martín Wasinger imputó a Colman por los delitos de Abuso de arma y Tenencia de arma de guerra. El primero, por haber sido señalado como autor del tiroteo contra una vivienda del barrio Consejo. La víctima lo denunció con nombre y apellido. El segundo, por la pistola calibre 9 milímetros (con pedido de secuestro por haber sido robada en 2012) que le encontraron en el departamento que alquilaba.

LEÉ MÁS: El imputado del triple crimen fue detenido por balaceras

Luego se desarrolló la audiencia ante el juez de Garantías Juan Hipólito Carlín, donde el fiscal solicitó la prisión preventiva en la Unidad Penal para Colman, y el abogado defensor Patricio Cozzi la prisión domiciliaria.

El magistrado resolvió la domiciliaria sin tobillera electrónica por el plazo de 30 días, que cumplirá en la casa de un familiar que se hizo cargo de garantizar su cumplimiento.

triple crimen.jpg
El joven está imputado de ser el conductor de la moto en la que iba el sicario que asesinó a tres personas, el año pasado en Paraná.

El joven está imputado de ser el conductor de la moto en la que iba el sicario que asesinó a tres personas, el año pasado en Paraná.

Cabe recordar que Colman está imputado por ser un sicario. Lo acusan de ser el conductor de la moto Honda Tornado en la que iba con otra persona que empuñando una pistola Glock quinta generación acribilló a tres narcotraficantes, el 15 de noviembre del año pasado. Las víctimas fueron Cristian Barreto, Germán Herlein y Laureano Morales. El sicario que iba de acompañante en la moto, así como los que iban en un auto de apoyo a la operación asesina y el o los autores intelectuales, aún no fueron identificados.

Desde que recuperó la libertad, Colman estuvo involucrado en varios hechos. Hace aproximadamente dos meses, fue atacado a tiros en su vivienda del Paraná V por los integrantes de una banda del lugar liderada por “el Pillo” Maidana. Según indicaron fuentes policiales, se trató de un ajuste de cuentas por disputas territoriales por la venta de drogas. Por ese hecho hubo cuatro jóvenes detenidos.

Luego lo denunciaron por participar de los hechos de violencia que vienen azotando a la zona de los barrios Consejo y 1° de julio. Allí se vinculo a la banda que está radicada en el segundo barrio mencionado, particularmente junto a un joven apodado Machuca, hermano de un condenado por el asesinato del contador Ricardo Lizarraga ocurrido en 2014 en Puerto Viejo. Por ello, estas personas que rodean a Colman pasan a estar en la mira también por el triple crimen.

LEÉ MÁS: Se conoció el video del triple crimen del domingo en Paraná

La cuestión es que Colman, un joven de 23 años sin trabajo, se encontraba viviendo en un lujoso departamento céntrico donde pagaba una alta cifra mensualmente, cerca de la casa de un alto funcionario del Gobierno provincial. Allí dio un nombre falso y tenía 10.000 pesos para los gastos diarios, además de manejarse en un auto VW Gol impecable, modelo 2016, y una moto CG Titán.

Para la Fiscalía, Colman incumplió las medidas de no involucrarse en nuevos hechos delictivos y de no portar armas, además de informar si cambiaba de domicilio.

Estos indicios que evidenciarían su capacidad económica para darse a la fuga, no fueron suficientes para enviarlo a la cárcel. Para la defensa, la situación ameritaba que aguarde el avance del proceso detenido pero en su vivienda. El juez coincidió con el defensor, y lo envió a la casa, sin tobillera de monitoreo electrónico.

Prontuario

Colman ha vivido tanto en el Paraná V junto a sus abuelos, como en Santa Fe. Era uno de los protagonistas de robos y tiroteos en ese barrio en los últimos cuatro o cinco años. Tuvo dos causas por las que fue condenado a tres años de prisión efectiva, en 2017. Una fue por un asalto ocurrido el 24 de agosto de ese año cuando entró a una casa junto a un cómplice, donde golpearon a una familia y se llevó unos 3.000 pesos. La otra fue un ataque a balazos a una persona y le provocó heridas graves.

En un juicio abreviado acordó la pena que cumplió en la cárcel, hasta que logró la libertad condicional: salió el 4 de noviembre del año pasado, justo el día antes que el ingreso a Paraná a través del túnel del auto Renault Kwid utilizado en la operación criminal del triple homicidio.

Además, Colman había estado imputado en la causa por el atentado a balazos contra el frente de la comisaría Décima.

El joven tiempo atrás integraba la Barra Fuerte del Club Patronato. Fue uno de los involucrados en la golpiza que los violentos le dieron a un grupo de chicos de una escuela de fútbol infantil de un club de Strobel durante un partido de Primera División en el estadio Grella, en noviembre de 2017.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario