Ovacion
Miércoles 20 de Diciembre de 2017

Se entregó Jonathan Fabbro, tenía pedido de captura por abuso

El ex enganche de Boca y River era buscado por Interpol en una causa por ataques sexuales a su ahijada de 11 años. Su abogado pedirá la extradición inmediataa a la Argentina.

El futbolista Jonathan Fabbro, quien se desempeñó en Boca y River, entre otros clubes, se entregó esta tarde ante la Justicia de México. Era buscado por Interpol a raíz de un pedido de captura lanzado por la Justicia argentina, en el marco de una causa por abusos sexuales a su ahijada de 11 años.


Fabbro, de 35 años y jugador hasta hace pocos días del Lobos BUAP de Puebla, se presentó ante una sede judicial de esa ciudad mexicana. Lo hizo por consejo de su abogado, que ahora solicitará la inmediata extradición a la Argentina.


El ex enganche de Boca y River tenía un pedido de captura nacional e internacional, solicitado por el juez Santiago Zavalía, a cargo del juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Criminal de Instrucción Nº 32.

Fabbro, nacido en la Argentina pero nacionalizado paraguayo, está acusado de "haber abusado sexualmente de una menor de 11 años entre 2012 y 2016. Los abusos habrían consistido entre otros en tocamiento en parte de su cuerpo, someterla a que le practique sexo oral y masturbación que empezaron a los 6 años aproximadamente", indica la solicitud del magistrado.


El caso se inició con la denuncia de la madre de la menor, quién relató a su familia los abusos a los que habría sido sometida luego de que un hermano, también menor de edad, leyera en su teléfono celular una comunicación a través de whatsapp que habría mantenido la niña con Fabbro, que es su padrino.


"La nena cuenta a su familia lo que le ocurrió después de que su hermano se da cuenta que está chateando con Fabbro y todo quedó registrado en audios. Habría habido práctica de sexo oral hacia el jugador con contacto genital", señaló el abogado de la madre de la menor.


A raíz del caso, el club mexicano Lobos BUAP (perteneciente a la Universidad Autónoma de Puebla) rescindió el 4 de diciembre el contrato con el jugador. Desde ese momento, su paradero era desconocido.


Fabbro sumó días atrás otra causa judicial: una fiscal de Paraguay lo imputó por abuso sexual de una nena de 5 años y también pidió su captura internacional.


El enganche es un trotamundos del fútbol: inició su carrera profesional en el Mallorca de España, después jugó en Boca Juniors y River Plate (Argentina); Once Caldas (Colombia); Atlético Mineiro (Brasil); Univesidad Católica (Chile); Dorados y Chiapas (México), además de Cerro Porteño y Guaraní (Paraguay).La madre de la menor denunció que el futbolista pretendió obligar a su hija a practicarle sexo oral. La fiscalía del caso indicó que "la niña será sometida a una Cámara Gesell como anticipo de prueba, para obtener más datos sobre el hecho".

Comentarios