Secciones
años

Juntos a la par, versión 2020

"...Todos deberíamos sentir algo de honor al ver que nuestras madres, hermanas, novias o compañeras de vida también la luchan en el día a día..."

Miércoles 08 de Julio de 2020

Muchas líneas se han escrito sobre el significado de la canción Juntos a la par que interpreta Norberto Aníbal Napolitano, popularmente conocido como Pappo. Esta balada, muy bien lograda por el músico de La Paternal, vio la luz en 2003 y más allá de las interpretaciones que le han hecho, el autor de la letra se encargó tiempo después de terminar con todos los interrogantes. Rara vez Pappo tocó canciones que no fueran de su autoría y esta fue una de ellas. La obra pertenece al bajista Yulie Ruth, quien es considerado el máximo representante de la música country en nuestro país, y acompañó al disco Buscando un amor. Años después, Ruth contó que recibió la visita del rockero y que luego de escuchar algunos temas se decidió por elegir Juntos a la par.

La letra es muy amplia en cuanto a que se comenta que lo mejor es transitar la vida juntos, ese juntos se interpretó como juntos en pareja, en matrimonio, juntos padre e hijo, junto con una mascota, juntos con algo, por ejemplo una moto, auto o una guitarra. Pero el mismo Ruth la explicó de la mejor manera: “La compuse inspirándome en la mujer ideal, en la que todos soñamos para vivir el resto de nuestras vidas. Y cumplí ese anhelo cuando conocí a Vane, mi esposa. Me emociona cuando nos cuentan que muchas parejas la eligen para entrar a la iglesia el día de su boda, porque eso mismo quise decir: ‘Nada como ir juntos a la par’”.

Nada tan simple como eso y quizás por considerar a Pappo un tipo duro, relacionado con el rock pesado, le buscaron mil vueltas a la canción sin saber siquiera que no era el creador de la misma. Pero nuestra naturaleza es así, encasillar a las personas en una forma de pensar o de ser sin conocer su verdadera esencia. Y aún en los tiempos que corren seguimos haciéndolo, más allá de los avances que hemos logrado como sociedad y de los pasos que todavía nos faltan dar.

En estos días pensé en el título de esa canción para describir las sensaciones que me invadieron al leer las notas publicadas por UNO y que fueron realizadas por los periodistas Valeria Girard y Lautaro López. Se trata del trabajo que llevan adelante Elena Fischer y Jennifer Novoa, carniceras ambas, un oficio relacionado siempre al hombre. Pero para echar por tierra este pensamiento machirulo está Elena, quien hace más de 30 años está detrás del mostrador despostando las medias reses con su cuchillo. En cambio, Jennifer está en pleno proceso de aprendizaje, dándole una mano a su hermano en un momento donde es necesario estar Juntos a la par. Además, la joven también es arquera de Arenas FC, un club de fútbol Femenino, otra cosa impensada años atrás en un deporte machista por excelencia.

Está claro que estos dos ejemplos hablan de las batallas ganadas por las mujeres, que han tomado espacios laborales de manera merecida en lugares donde el hombre siempre era el indicado para hacerlo. No hablemos de que hasta lo desempeñan mejor que el sexo opuesto, eso ya no se discute a esta altura del partido. Todavía falta mucho para que desaparezcan esas miradas de reojo o esos pensamientos retrógrados que le ponen un freno al avance feminista. O al menos los hombres creemos que de esa forma podemos detenerlas. Ellas avanzan y firmes en sus convicciones, con la idea clara de que los tiempos han cambiado. Quien no lo entienda así, pasará a ser una minoría en pocos años.

Pero volviendo al tema interpretado por Pappo, en un tramo se puede escuchar... “Nada como ir juntos a la par, y caminos desandar, el honor no lo perdí, es el héroe que hay en mí, nada como ir juntos a la par”.

Quizás cometa un error, pero me voy a permitir darle una interpretación a este fragmento. Y lo hago con algo tan simple como destacar la frase “el honor no lo perdí”. Y pienso que todos deberíamos sentir algo de honor al ver que nuestras madres, hermanas, novias o compañeras de vida también la luchan en el día a día. Puede sonar demagogo lo que digo, algunos seguramente lo pensarán, pero a esta altura es moneda corriente encasillar a las personas por pensar de tal o cual forma. Así que, 17 años después, me tomo el atrevimiento de darle un nuevo título a la canción inmortalizada por Pappo. Para mí es Juntos a la par, versión 2020.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario