Secciones
personas

Concordia: Usurpación y negocio

"La usurpación de terrenos se ha incrementado considerablemente en el último tiempo en Concordia y despierta una necesidad de actuación por parte del Municipio"

Domingo 05 de Julio de 2020

Un problema que es de vieja data, pero que se ha profundizado en el último tiempo en Concordia es el referido a las tomas de terrenos, que muchas veces terminan siendo un negocio para unos pocos vivos. La necesidad de tener una porción de tierra para posteriormente ir forjando los cimientos de la vivienda es el gran anhelo de muchas familias entrerrianas.

Sucede que muchas veces, hay quienes interpretan que ese proyecto se puede concretar “a cualquier precio”. Esta última semana un grupo de personas intentó usurpar un sector del barrio de 250 casas que se están construyendo en el barrio denominado Agua Patito. Desde el municipio manifestaron que son las personas de la zona quienes han intentado establecerse en las viviendas.

Pero he aquí el dato más que curioso. La investigación de los funcionarios ha llegado al punto, donde esta “posible necesidad de una casa” pasa a un “posible intento de estafa”, con cierto margen para sospechar de una complicidad por parte del interesado en la compra. ¿Por qué? Porque estos grupos –de unas 40 personas– toman los terrenos, los ocupan, los custodian y después ellos mismos lo publican por las redes sociales para venderlos.

Marina Peñaloza es la directora del Instituto de Viviendas y Tierras Autárquico Municipal y recientemente explicó el modus operandi de estos grupos. “Las familias que están primeramente usurpando hacen una avanzada, marcan sectores, subdividen y venden los terrenos a familias. No hay construcciones, solamente marcaciones y algunas ocupaciones precarias. Lo intentan vender a 3, 4 o 5.000 pesos, pero es claramente que ese no es el precio que debería ser”, indicó en alusión a que el comprador también es cómplice de la maniobra.

Con un delito de por medio, desde el municipio informaron que las denuncias se efectúan y es la Justicia quien debe actuar. Inclusive estas personas que cometen estos ilícitos luego quedan imposibilitadas de obtener un terreno. “Todas las personas que se judicializa por la usurpación quedan en un registro en el instituto y si en algún momento se dirigen a solicitar tierras, claramente no cumplen uno de los requisitos, por lo que quedan afuera de la posibilidad de obtener un terreno”, destacó Peñaloza.

La usurpación de terrenos se ha incrementado considerablemente en el último tiempo y despierta una necesidad de actuación de manera permanente por parte de esta área municipal. Porque explican que reciben denuncias a diario y tras ello ponen en marcha un protocolo . De tratarse de terrenos privados, le dan aviso a su propietario para que denuncie el ilícito, mientras que desde el instituto acompañan para hacerle entender a la familia de desistir de la usurpación. Sin dudas que se desarrolla dentro de un marco no del todo propicio, porque muchas veces estas familias están con menores y ante la necesidad de tener un techo. Todo concluye en un aumento de la demanda habitacional, que muchas veces quienes intentan hacerlo lo hacen “a cualquier precio”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario