Secciones
Miradas

La pelea con el campo "ya fue"

"...Fernández les aseguró a los ruralistas que van a trabajar juntos y que no hay espacio para volver al pasado..."

Jueves 29 de Agosto de 2019

Las entidades del campo se constituyeron en el núcleo duro de respaldo al Presidente de la Nación. Para usar un eufemismo y no decir mayoritariamente, el sector rural votó con las dos manos a Mauricio Macri en 2015 y hasta hace muy poco le renovaban su apoyo con cada aparición. Por estas horas el panorama se modificó, pero no tanto tampoco.

En ese marco cobra cierta relevancia en la visualización de los sucesos políticos que los popes del agro hayan accedido ayer a sentarse a conversar con Alberto Fernández. Más de uno habrá tenido que tragarse las ganas de sacar a relucir viejos rencores, amañados en los farragosos sucesos de las protestas rurales de 2008, y ponerse a escuchar las propuestas del candidato a presidente de la fuerza que conforma el kirchnerismo, organización que es para los dirigentes federados, cooperativistas y ruralistas poco menos que el anticristo de los cultores de la fe católica.

Casi de forma, en el encuentro Fernández les aseguró a los ruralistas que van a trabajar juntos y que no hay espacio para volver al pasado. En ese sentido, los titulares de las diferentes entidades se fueron conformes de la reunión.

Dardo Chiesa, de Confederaciones Rurales Argentinas, contó luego que hablaron del sistema impositivo. “Coincidió en que las retenciones son un impuesto distorsivo, aunque en el contexto actual no ve posibilidad de bajarlas, al menos en el corto plazo. Le presentamos un documento con 14 puntos y nos propuso seguir hablando”, afirmó. También ante los cronistas que siguieron la reunión Carlos Iannizzotto, de Coninagro, destacó la comprensión de Fernández sobre los derechos de exportación y la situación que vive el campo. En eso de limar asperezas, Fernández escribió en su cuenta de Twitter que el campo es una pieza fundamental para encender la economía y volver a crecer. “Hemos decidido dejar atrás los desencuentros y trabajar entre todos para poner de pie a la Argentina”. Es más, el medio gráfico porteño de mayor penetración en ámbitos camperos, La Nación, publicó acerca del foro que “en medio de los temores que se despertaron en el sector tras las declaraciones del diputado nacional Felipe Solá sugiriendo un retorno de la Junta Nacional de Granos, el exjefe de Gabinete de Néstor y Cristina Kirchner descartó cualquier mecanismo distorsivo del comercio o prohibición de las exportaciones. Le pidió a los ruralistas olvidarse del conflicto de 2008 por las retenciones móviles remarcando que eso ya fue”.

Sobre la vuelta de la Junta el candidato les aseguró: “No habrá intervenciones viejas que no dieron resultados”. Queda claro que Fernández trabaja para crear su propia red de relaciones y lo expuso al sentarse con quienes bien pueden ser señalados como los representantes gremiales del campo y decirles que lo pasado pisado. El candidato acudió acompañado por la economista Cecilia Todesca y Santiago Cafiero y junto a ellos declaró a modo de saldo: “Tuvimos una muy buena reunión. Es el comienzo de una relación que será muy fructífera”. A juzgar por las palabras de ayer, se está empezando a escribir un nuevo capítulo de la relación entre agro y peronismo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario