Educación
Domingo 25 de Junio de 2017

La Biblioteca Popular del Paraná ya tiene más de 80.000 historias

La institución que promueve la lectura adquirió obras que en el mercado tienen un valor de medio millón de pesos. Trabajan a textos calientes, incorporaron lo último en ediciones, cuentan con 2.000 socios y muchos de ellos son jóvenes

Es difícil saber con exactitud la cantidad de libros que hay en la Biblioteca Popular del Paraná. Hace una década atrás, decían que el número oscilaba en los 60.000. Hoy, con la incorporación de nuevos títulos, al calcular 80.000 uno puede quedarse corto. Esta institución sobrevivió a todos los procesos políticos, sociales y culturales de finales del siglo XIX a principios del siglo XXI; atravesó y acompañó la historia de miles de lectores que hasta hoy encuentran entre sus anaqueles a algo así como un paraíso.
Desde el jueves, en dos mesas largas ubicadas en su salón central, quedaron expuestos los nuevos 1.330 libros que la institución compró en la Feria más importante del país, la de Buenos Aires. Hace 12 años que para mayo, un equipo de trabajadoras de la biblioteca, se llevan una larga lista precisa con nombres, autores, editoriales y temáticas. Las mismas son confeccionadas a lo largo del año por los propios socios que a modo de sugerencias anotan en una plantilla lo que aún no encuentran en las estanterías y quieren leer.
La compra, una de más importantes de los últimos años, alcanzó a valor de mercado los 500.000 pesos. Fue realizada en su mayoría, con fondos propios gracias al pago mensual de los socios y con los beneficios de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip), que le permite a instituciones con estas características, adquirir obras con importantes descuentos en diversas editoriales.
La Biblioteca Popular del Paraná es una asociación civil sin fines de lucro, fundada en 1873 y su cede, inaugurada en mayo de 1910, fue declarada Monumento Histórico Nacional en 2006.
Romina Backus es una de las trabajadoras de la biblioteca, y además de encontrar un título en el lugar indicado, promociona la lectura y es una de las defensoras de este espacio que cada año suma nuevas iniciativas culturales. "Año a año superamos la cantidad de libros que se compran. A los nuevos ya los pusimos en exposición y la gente se abalanza", dijo a UNO la tarde del viernes en el patio del edificio.
Ella es una de las que llega a la Feria Internacional con la lista en mano, con la tarea de recorrer stands y de comparar aquello que solicitaron los lectores. Por eso también es conocedora de lo que se lee, de lo nuevo y las tendencias, de los pedidos y necesidades de los paranaenses que asisten y recorren las estanterías.
"Hay libros que son muy solicitados y tenemos que comprar dos o tres, y hasta cuatro del mismo. Tenemos un sistema de reservas para que todos puedan acceder", agregó. Cuando una persona devuelve el libro que se quiere leer, avisan para que otro pase a retirarlo. En otras palabras, trabajan a textos calientes.
"Tenemos títulos que están de moda, como las novelas históricas románticas o los ensayos políticos y periodísticos de actualidad. Es lo que está en auge. Después, hay novelas policiales: hace unos años adquirió fama el sueco (Henning) Mankell y ese tipo de libros comenzaron a ganar su lugar, hay muchos libros y muy buenos. También tenemos literatura japonesa contemporánea y clásica que es algo con lo que no contábamos", contó Backus.
Pero también, incorporaron comics e historietas y no solo para adolescentes o jóvenes, sino también para adultos. Esto es una de las tendencias editoriales en el mundo y se trata de publicaciones muy cuidadas y de alta gama que en una librería superan los 500 pesos.
También conocen a su público adolescente y saben que la historieta y el género terror es un llamador. "Sí eso los atrapa, plantamos una semilla y la tratamos de cultivarla para que en el futuro lean otras cosas", agregó esta mujer que se dedica a eso, a que la biblioteca crezca.
"Cuando empecé a trabajar y hacíamos visitas guiadas decíamos que teníamos 60.000 libros. Hoy tiene que haber por lo menos 80.000, seguro", agregó.
En la lucha
La biblioteca tiene hoy unos 2.000 socios, y solo por comparar, la cuenta da más que el Club Patronato que llega a los 1.225 y eso que tiene un equipo en primera división.
"La biblioteca se solventa solo con la cuota mensual. Desde su creación, trabaja por la necesidad de la comunidad de Paraná de tener un lugar donde la gente se encuentre y pueda disfrutar de lecturas", contó Backus. Ser socio tiene un costo de 100 pesos por mes, la tercera, cuarta o quinta parte de lo que cuesta cualquiera de los libros expuestos. Los menores de edad son socios suscriptores y pagan lo mismo, y hay una categoría de Socios Protectores para quienes quieren colaborar con más dinero.
Los lunes se conformó un Club de Scrabble y juegan de 17 a 19.30. Los miércoles hay un taller literario para jóvenes y adultos; los jueves uno de ajedrez; los sábados uno de fotografías; y ese mismo día otro de iniciación a la lectura para chicos de entre 7 y 10 años que se llama Leo, creo y me recreo. Además, cada año llevan adelante la noche de pijamas y la de terror, como también un concurso literario de prestigio. El presidente de la Biblioteca Popular del Paraná, es José Iván Brizuela.
Nada pudo contra la potencia de la lectura. Se habrá caído en algún momento, seguro hubo años oscuros y grises, luminosos o a medias tintas, pasaron los videoclubes y al igual que los cibers quedaron en el camino, pero la Biblioteca Popular del Paraná siempre estuvo de pie. El viernes por la mañana, como cada día con otras escuelas, jóvenes del 1º año de la Secundaria del Instituto Cristiano Evangélico Bautista de la capital provincial visitaron esas mesas llenas de libros y esos anaqueles que cargan con miles de historias; el registro fotográfico acompaña esta crónica. "Es difícil luchar contra el mito que dice que las bibliotecas van a morirse. La biblioteca siempre está, cada vez tenemos más lectores", afirmó Backus.




Comentarios