Secciones
SUP Paraná

Juliette Duhaime disfruta de dar clases en Paraná y proyecta la carrera internacional

Desde la Escuela SUP Paraná logró ser la actual N° 1 del ranking argentino femenino en SUP Race que fiscaliza la Asociación de Surf Argentina.

Miércoles 12 de Diciembre de 2018

Juliette Duhaime tiene como primer objetivo deportivo competir entre las cinco mejores riders del mundo en el Stand Up Paddle (SUP). Una vez consolidada en el Top Five es consciente que solo dependerá de ella para saber hasta dónde llegará.


En su carrera deportiva aparecieron los primeros indicios de que tiene condiciones para sentarse en la mesa con las mejores. Por lo pronto a los 21 años es la N° 1 del ranking argentino femenino en SUP Race que fiscaliza la Asociación de Surf Argentina.


Este año volvió de vacaciones a Estados Unidos y ganó cuatro carreras: dos en Miami y un par en New Jersey a donde llegó para visitar a sus hermanos.


Juliette nació y creció en Tenafly, New Jersey. Cuando cumplió 11 años, sus padres Mathew (norteamericano) y Cristina (paranaense), le comunicaron que se venían a vivir a Paraná.


Recién llegada a la capital de Entre Ríos recuerda que aprendió a decir: "Hola soy Julieta" en perfecto castellano para evitar explicar de dónde venía. Gracias a una de sus tías entró a la Escuela Normal y en un año ya estaba súper adaptada.


Como pasa con muchos paranaenses, nacidos en Estados Unidos y Canadá, habla sin acento y se adaptó a todo lo que pasa en la ciudad. Lo bueno y lo malo, lo lindo y lo feo. Toda su vida practicó deportes: fútbol, tenís, gimnasia, karate pero en el último año de la Secundaria, en un verano boreal, se subió por primera vez a una tabla de Stand Up Paddle en un lago estadounidense.


Aquel agosto volvió a Paraná y lo cruzó a Francisco Pancho Giusti que bajaba las tablas de la camioneta. Se acercó, preguntó y al poco tiempo estaba tomando las primeras clases. Hoy facilita esas mismas enseñanzas y está feliz porque puede trabajar en el deporte que ama.


Es más, los últimos días de diciembre, retornará a Mar del Plata porque consiguió trabajo en la playa de Biología dando clases en una escuela de SUP. Una vez terminada la temporada de verano decidirá en donde radicarse, las opciones son muy interesantes y tienen que ver con las playas brasileñas o californianas.

La idea es encontrar al entrenador que la guíe en el nuevo tramo del camino hacia el profesionalismo.

En noviembre realizó muy buenas carreras en el Aloha Spirit Brasil que se realizó en la playa Forte de Cabo Frío en donde forjó algunos contactos para volver.



Detalles

Juliette habla a la perfección el castellano y el inglés. Pensó estudiar Traductorado Público pero todavía lo está analizando. Gracias al esfuerzo que viene realizando en las últimas temporadas consiguió el apoyo de la fábrica de tablas Xtorsion, el surfshop Santa Ola y las de indumentaria deportiva Odissey Water Tools y Alaola Bikinis.

La mujer de los 22 tatuajes resalta como fundamental el respaldo de su tía Madeline para poder radicarse en La Feliz. Además de sus padres, que decidieron quedarse en Argentina por ser amantes de las costumbres, sobre todo las gastronómicas, los referentes de la profe en la Escuela SUP Paraná son sus hermanos: Alex y Melisa, radicados en Estados Unidos y Nicolás que vive en Paraná y al que siempre le siguió los pasos en los deportes que practicaba.


La carrera

En la sede de la Escuela Sup Paraná, en el Balneario Municipal, reconoce que le gusta más dar clases en el río porque lo conoce, se siente más segura de poder tener personas bajo su responsabilidad.

Cuando entrena, practica giros en las boyas porque es en donde descuenta segundos de carrera. Al finalizar la jornada siempre estira unos 15 minutos y durante el día consume alimentación sana.

"Mi vida estará dedicada a la carrera deportiva. Ahora me mudé a Mar del Plata para entrenar con olas porque muchas carreras del calendario internacional son el mar", cuenta sentada debajo de uno de los árboles de la playa.

En la costa, la basura se amontona porque la lluvia inundó los arroyos que desembocan en el Paraná. Si bien está acostumbrada y siempre ayuda en la limpieza del río, reconoce que la contaminación del agua está latente.

Más allá de la cuestión ambiental, en el medio del río todo es más caudaloso y limpio. El amor con el SUP fue a primera vista y como cuando empezó, rema río arriba y vuelve sentada en la tabla disfrutando de la relajación.

sup.jpg
En una mañana nubla, Juliette sonríe en la selfie que se sacó en la tabla sobre el Paraná.
En una mañana nubla, Juliette sonríe en la selfie que se sacó en la tabla sobre el Paraná.


A la hora de la competencia, la que más recuerda es la de Bariloche porque la primera vez salió octava luego de tener una lucha mental tremenda. El año pasado llegó segunda, entera y contenta porque advirtió el crecimiento.

En la región las carreras son mixtas y más de una vez deja a los hombres en el camino. Lo cuenta y se le dibuja una sonrisa.

A lo largo de la mañana, repite algunas veces que le encanta dar clases y que por suerte "hay una bocha de gente interesada porque mira las fotos en las redes sociales y dice 'quiero hacer eso'. Es re loco ir parado en una tabla arriba del río. Además vos sos la nafta". Lo único que hay que comprar es la tabla y el remo. Como para empezar hay que pensar en unos 15.000 pesos en promedio.


"Es como comprarte una bici para el agua", dice y vuelve a sonreír una vez más. La dueña de unos ojos color del mar y una sonrisa blanca como la parafina, reconoció: "estoy terminando un re año y se viene uno mucho mejor".

Embed


En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario