Secciones
emoción

Vacuna contra el Covid-19: emoción, esperanza

Después de recibir el documento que certificaba la aplicación de la vacuna Astrazeneca fue todo emoción. Esa sensación me llevó a observar por el retrovisor.

Miércoles 23 de Junio de 2021

Ansiedad, temor, emoción, esperanza. Estas fueron las sensaciones que experimentó mi cuerpo y mi mente en los últimos días. Las manifestaciones se presentaron el sábado por la mañana. Recién iniciaba con la primera tanda de mates cuando el teléfono móvil anunció la llegada de un nuevo mensaje de la aplicación whataspp. El número era desconocido, pero la imagen del perfil del emisor con el logo del gobierno provincial indicaba que llegaban noticias que estaba esperando. Inmediatamente leí el mensaje.

“Estimado Larraule Matías Nicolás. Nos comunicamos desde el Ministerio de Salud de Entre Ríos de la Provincia de Entre Ríos para informarle que hemos recibido su intención de vacunarse para Covid-19. Se ha programado un turno de vacunación para la primera dosis el día 22/06/21 en el Hospital de la Baxada”.

No fue necesario comunicarle a mi señora sobre la notificación. Mi rostro reflejó la felicidad por tener una fecha concreta de la primera dosis. Asimismo restaban tres días para acercarme al lugar de la citación. En ese trayecto la ansiedad comenzó a dominar mi temperamento. Estuvo presente el miedo a manifestar síntomas compatibles con la enfermedad que paralizó al mundo entero en los últimos 18 meses. De todos modos pude despejar los fantasmas. Conté con herramientas que me ayudaron a tener cierta frialdad, pero sobre todas las cosas, equilibrio emocional. Eso me llevó a trabajar con normalidad el fin de semana y a disfrutar del día del padre junto al viejo y a mi hermano.

La noche previa me dormí rápidamente. Fue un sueño profundo, pero de pocas horas de descanso. Eran las 5.15 cuando abrí los ojos. A partir de ahí no logré conciliar el sueño. Di vueltas hasta esperar el sonido de la alarma del despertador. La música indicó el comienzo de un día agitado por la rutina diaria después de haber gozado de descanso en la jornada del lunes. Un día que estaba deseando.

vacuna hospital baxada coronavirus 2.jpg
Vacuna: emoción, esperanza

Vacuna: emoción, esperanza

Quince minutos antes del horario en que fui citado estacioné en el playón del hospital. Por un instante mi pensamiento se congeló. No sabía qué hacer, cómo actuar. Después de unos minutos de oscuridad recuperé la luz. Bajé del auto para dirigirme al lugar de ingreso. En el camino crucé con varios amigos y conocidos. Rápidamente accedí por todos los sectores hasta recibir la primera dosis y el documento que certificaba la aplicación de la vacuna Astrazeneca.

A partir de ahí fue todo emoción. Y esta sensación me llevó a observar por el espejo retrovisor. Reviví las distintas etapas que hemos transitado desde se decretó la pandemia en marzo de 2020. El desconocimiento sobre la nueva patología, la aceptación de las medidas adoptadas para evitar la propagación del virus y luego aprender a convivir en esta nueva realidad. Durante todo ese tiempo nos preguntábamos ¿Cuándo estarán las vacunas?.

Cristalizar ese deseo era algo que veíamos lejano, pero es una realidad. La campaña de vacunación avanza a buen ritmo en todo el territorio argentino. Esto sucede porque el Estado, con errores y aciertos, dice presente.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario