Secciones
Pobreza

Pobreza: En plena pandemia hubo un crecimiento en el Gran Paraná y Concordia

Según datos del Indec sobre pobreza, en Concordia se pasó del 51,1% al 52,2% y en el Gran Paraná del 30% al 36,3%. Cuatro de cada 10 personas son pobres.

Miércoles 30 de Septiembre de 2020

En plena pandemia, hubo un crecimiento de la pobreza en el Gran Paraná y Concordia. Los indicadores de los niveles de pobreza en el país dados a conocer ayer por la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec) reflejan que la situación se agravó en varios distritos respecto del mismo período de 2019.

Según las cifras oficiales, la pobreza llegó al 40,9% en el primer semestre del año, lo que implica que unas 18,5 millones de personas en todo el país no logran cumplir con sus necesidades básicas. Del mismo modo, la indigencia trepó al 10,5%, equivalente a 4,8 millones de personas. Los datos son poco alentadores si se detiene la mirada en los dos principales conglomerados de Entre Ríos: en Concordia un 52,2% de la población está afectada por la pobreza, convirtiéndose en el distrito más pobre del país, seguida por Resistencia (Chaco), con el 48,7%, el Gran Buenos Aires con el 47,5% y Tucumán con el 41,5%.

En lo que respecta al Gran Paraná, la pobreza aumentó del 30% al 36,3%.

Para bucear en las razones de esta problemática, UNO consultó a la extitular de la Dirección de Estadísticas y Censos de Entre Ríos Graciela Mingo. “Veníamos con una situación crítica en lo que es el mercado de trabajo, con imposibilidades estructurales de que la gente pudiera incorporarse con trabajo de tipo formal”, analizó en principio la especialista.

En cuanto al impacto que tiene el Covid-19 en este escenario, Mingo respondió: “Lo que deja en claro es que la desigualdad, la vulnerabilidad social y la pobreza se han agudizado. No solamente en nuestro país, sino en toda la región de América Latina”.

La experta planteó que se amplió la cantidad de habitantes que no alcanzan a satisfacer sus necesidades básicas, como por ejemplo el transporte, la alimentación y la vestimenta. “Esto es un tema estructural que va a costar muchísimo remontarlo, máxime porque nosotros no solamente hemos estado bajo el distanciamiento social, sino bajo el aislamiento social preventivo y obligatorio. Y eso llevó a la merma de un montón de actividades”, reflexionó.

Según la licenciada en Ciencias Políticas: “En esta situación juega un papel fundamental la baja de salarios marcada, porque uno se pone a pensar en los sectores con relación de dependencia, recién se están firmando algunos acuerdos; la inflación ha seguido aumentando. Pobreza y desocupación van de la mano, pobreza e inseguridad van de la mano, pobreza y baja de salario van de la mano”.

Consultada por los nuevos sectores que cayeron en situación de pobreza, señaló que “sectores de la clase media y de clase media baja han caído en la pobreza. Se pensó en un momento que con 8 millones de IFE se iba a cubrir a la población y se llegó a 11 millones de personas. Estamos hablando de una población muy importante que tiene muchas dificultades en este momento”.

El análisis de Alberto

El presidente, Alberto Fernández, afirmó ayer que “la pobreza sería peor si el Estado no hubiera auxiliado como lo hizo durante la pandemia” de coronavirus Covid-19, al participar de una conferencia virtual de la Pastoral Social de la Ciudad de Buenos Aires, durante la cual se lanzó una “convocatoria abierta, múltiple y plural para construir una Nación que sea efectivamente una casa de todos”.

“Además, con la caída de la economía, arrastró la caída del trabajo y el aumento de la pobreza”, dijo, y agregó: “Hoy supimos en la Argentina cuatro de cada 10 personas son pobres. En eso tiene mucho que ver la pandemia. Los resultados de la pobreza en la Argentina serían infinitamente más negativos si no hubiera estado el Estado auxiliando como estuvo

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario