Miradas
Miércoles 20 de Marzo de 2019

La ilusión puesta en la Economía del Conocimiento

El presidente Mauricio Macri presentó el proyecto de ley que buscará "crear 215.000 puestos de trabajo de calidad y alcanzar los 15.000 millones de dólares de exportación en el año 2030".

El presidente Mauricio Macri presentó el proyecto de ley para potenciar el crecimiento de la Economía del Conocimiento. La versión oficial, replicada por los medios especializados en noticias tecnológicas, anuncian las siguientes cifras: "Con esta Ley, se podrían crear 215.000 puestos de trabajo de calidad y alcanzar los 15.000 millones de dólares de exportación en el año 2030".

A simple vista parecen números demasiados optimistas teniendo en cuenta el triste recuerdo de "Pobreza 0". Intentando pensar en positivo, ¿qué beneficios traerá a los emprendedores entrerrianos? El proyecto de Ley que ingresará al Congreso de la Nación y será tratado en las próximas semanas promete: "Adelanto del Mínimo no Imponible que la reforma tributaria prevé para el 2022. Bono de crédito fiscal. Menos impuesto a las ganancias, alivio fiscal para exportaciones; fomento a las nuevas empresas y estabilidad fiscal".


Ayer en el Club de Emprendedores de Paraná ya estaban al tanto de la iniciativa porque los asistentes presentaron los videojuegos que desarrollaron en la Global Gam Jam (GGJ) de enero. Es decir, una parte de la industria que estará favorecida para las nuevas normas estaba reunida en las aulas de la Facultad de Ciencias Económicas (Ver página 9).

En realidad da la sensación que desarrolladores y creativos ya se las arreglan, como pueden, para ganar un lugar en la industria a fuerza de trabajo y talento. Lo que sí puede suceder es que "las grandes" se beneficien con las medidas enumeradas al principio de este texto y salgan a comprar proyectos que están en la primera etapa de desarrollo.

Mientras tanto los emprendimientos locales ya suben sus juegos a las diferentes plataformas para conseguir jugadores y así llamar la atención de los inversores. Siempre aparecen historias que nacen con pequeños desarrolladores que trabajan en la pieza de la casa familiar y de repente: boom. Venden la idea a Silicon Valley y la cuenta bancaria suma varias cifras.

Mientras esperan dar el salto continúan trabajando en comunidad y es quizás lo más esperanzador en estos tiempos de individualismo generado en gran medida por las pantallas en donde ganan lugar los jueguitos. Tremenda paradoja la de desarrollar un producto que aísla a la persona en la vida real pero que puede generar "amigos" en la virtualidad.

juegos.jpg


El videojuego necesita de programadores, diseñadores (muchos de los productores son desarrolladores y diseñadores fanáticos de los juegos que se encargan de todo) y gracias a los últimos eventos organizados en Paraná comenzaron a sumarse creativos. Entre ellos se destacan músicos que buscan experimentar con los sonidos que acompañan la trama original.

En definitiva, como publicó medium.com, "en la Economía del Conocimiento están involucradas aquellas actividades productivas que se caracterizan por el uso intensivo de tecnología y que requieren capital humano altamente calificado. Incluye actividades como software, biotecnología, las industrias aeroespacial y satelital, audiovisual, servicios geológicos y de prospección y relacionados con electrónica y comunicaciones, centros de exportación de servicios profesionales, investigación y desarrollo, nanotecnología y nanociencia y la fabricación bienes 4.0 (inteligencia artificial, robótica, Internet de las cosas, realidad aumentada y virtual, simulación)". Los jóvenes que se reencontraron en el Club de Emprendedores pueden llenar varios de estos casilleros.

En la GGJ 2019 trabajaron durante 48 horas con "mucha alegría", decía el título de la nota que publiqué luego de cubrir gran parte de las tres jornadas. Está claro que les gusta lo que hacen y ahora, con la ayuda del Estado (Nacional, provincial y municipal) están listos para tomar un lugar preponderante en la economía.

Como en todas las áreas de la sociedad argentina, necesitan que las promesas se cumplan y que las leyes colaboren con el objetivo original de generar más y mejores posibilidades de trabajo. Mientras tanto siguen produciendo, compartiendo y al parecer disfrutando de que los inviten a contar sus historias frente a diferentes audiencias.

Comentarios