Secciones
Miradas

Ni una mención a los incendios

"... A metros del río Paraná, Fernández dio un discurso sobre la Hidrovía pero no tuvo en su agenda un tema que preocupa mucho: los incendios de humedales ..."

Viernes 28 de Agosto de 2020

El presidente Alberto Fernández encabezó ayer el acto de firma del Acuerdo Federal de la Hidrovía Paraguay-Paraná en Puerto General San Martín, Santa Fe, y como en sus habituales discursos, siempre deja conceptos que valen la pena escuchar y analizar. El primer mandatario de nuestro país estuvo acompañado por diferentes funcionarios y gobernadores, entre ellos el de Entre Ríos, Gustavo Bordet. Además del tema por el cual estuvieron en la localidad cercana a Rosario, Fernández se refirió a la actualidad que viven los argentinos por el Covid-19. Lamentó que el problema ahora se haya diseminado “al interior del país”. En ese sentido, prometió que “no dejará solas” a las provincias del interior que ahora enfrentan la crisis sanitaria.

El Presidente aprovechó la oportunidad para señalar que el coronavirus, a pesar de todo el daño que ha causado, también representa una oportunidad y apeló a la unidad de todos los argentinos.

“Tal vez necesitábamos que aparezca un virus que nos una, que nos demuestre que todos corremos la misma suerte en la desunión”, dijo, e insistió en que la crisis sanitaria nos obliga a estar “más juntos que nunca”.

“Me siento muy feliz de ser el más federal de los porteños”, aseguró, y luego cuestionó la marcada desigualdad entre el desarrollo de la capital y el del interior. “Nos llena de culpa ver a la ciudad de Buenos Aires tan opulenta”, dijo. “Siempre soñé con el momento en que Buenos Aires le devuelva al resto del país todo lo que este le dio”, agregó Fernández.

A metros del río Paraná, Fernández dio un discurso que apeló a la unidad entre los gobernadores presentes y que pertenecen a las provincias que conforman el Acuerdo Federal de la Hidrovía Paraguay-Paraná. El descentralismo del poder en la Argentina fue otro de los puntos a los cuales hizo referencia.

Ahora bien, no tuvo en su agenda un tema que también preocupa mucho por estos días: la quema de los humedales en las islas. Resulta extraño que el Presidente no haya realizado ni una mención a esta problemática, sobre todo porque estaba muy cerca de Rosario, a 29 kilómetros para ser preciso. Quizás no era una problemática a tratar en tan importante anuncio, aunque sí habló de la pandemia que nos afecta, tranquilamente pudo haber hecho referencia a los incendios que afectan a varias provincias del Litoral.

incendios quemas.jpg

Reconozco no saber cómo fue el díalogo que tuvo con los gobernadores presentes, pero está claro que tampoco le recordaron el tema, o al menos decirle que –si estaba de acuerdo– podía explayarse algunos segundos sobre él. Sobre todo en un discurso plagado de federalismo. Ni siquiera Bordet parece haber tenido la intención de mencionarle qué es lo que está pasando en parte del territorio que él gobierna. Seguramente, tendrá miles de preocupaciones más que evacuar con el Presidente, aunque la quema de pastizales y el daño que se está haciendo en la flora y fauna también debería estar en la agenda del gobernador.

En esto, nadie puede mirar para el costado, porque las preocupantes imágenes que hasta hace unas semanas veíamos solo en Victoria, las tenemos ahora en Paraná. El humo y las cenizas fueron moneda corriente cuando los incendios afectaron a los sectores cercanos a la ruta 168, a metros del túnel subfluvial. También cuando los humedales ubicados en la zona oeste de la capital fueron afectados, en la zona de la Laguna Grande, mismo lugar donde se veían los flamencos rosados que todos apreciaban con mucho cariño. La situación es grave, no solamente para la naturaleza, sino también para la salud de las personas que habitan en nuestra ciudad y en los lugares donde hay graves incendios.

Ayer, Fernández estuvo flanqueado por Gustavo Valdés (gobernador de Corrientes), Jorge Capitanich (de Chaco), Gildo Insfrán (de Formosa), Oscar Herrera Ahuad (de Misiones), Omar Perotti (de Santa Fe) y Gustavo Bordet (de Entre Ríos). En sus provincias hay regiones que están sufriendo un desastre natural por el fuego. Evidentemente ninguno le habló de esto al Presidente. Por eso, en sus palabras y a escasos kilómetros del humo, no hubo ni una mención a los incendios.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario