Elecciones 2019
Lunes 15 de Abril de 2019

Votar hace bien

Los entrerrianos tuvimos otra vez la posibilidad ayer de elegir en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) a los candidatos que queremos que estén en las generales del 9 de junio. Más del 80% de la población habilitada para sufragar concurrió a votar, según los datos oficiales difundidos anoche. Más allá de los contratiempos típicos de un comicio, la jornada electoral se vivió sin problemas. Esto habla a las claras de un avance hacia la tan reclamada madurez democrática que ojalá algún día alcancemos. Si bien los dirigentes deben son los primeros en dar muestras de sensatez y coherencia, el compromiso ciudadano es un factor importante para crecer.
Hay otros que dicen que la ciudadanía va a votar solo por obligación. Pero qué sería de nosotros si encima que tenemos que renegar con la diaria, entregamos la posibilidad de ir a votar como algunos piden. Voy a coincidir con los candidatos de Cambiemos que ayer le solicitaban a la gente que vaya a votar porque ahí está la posibilidad de cambiar la historia. Lo que se inició ayer con las PASO puede terminar a fines de noviembre con el balotaje presidencial. Durante el año en total los entrerrianos concurriremos cinco domingos a votar en caso de que exista segunda vuelta. Hay quienes opinan que esto es malgastar fondos públicos y abogan por un cambio en el sistema político, otros dicen lo contrario y defienden el sistema actual. Entre los que opinan están aquellos que creen verdaderamente en la necesidad de hacer una reforma para mejorar la participación política.
Ayer, durante la transmisión especial que realizó radio La Red Paraná 97.1 de la jornada electoral varios precandidatos hablaron de la necesidad de una reforma política seria en Entre Ríos.
Carlos Matteoda, quien tuvo a cargo la conducción de la marátonica jornada radial, citó al diputado radical Raúl Baglini quien dijo hace varias décadas: "El grado de responsabilidad de las propuestas de un partido o dirigente político es directamente proporcional a sus posibilidades de acceder al poder". El conocido enunciado es un golpe directamente a la mandíbula para muchos votantes, en especial para los de Mauricio Macri, que prometió cosas que hoy, gobernando, reconoce que son imposibles de cumplir. Pero volviendo al compromiso político, hay seguir bregando por la participación ciudadana. Esa misma que renació en la década del 80 durante el gobierno de Raúl Alfonsín y que lamentablemente se desmoronó en los 90 durante las dos gestiones de Carlos Saúl Menem. El interés de la sociedad por la política volvió tras la crisis del 2001 y en la actualidad, más allá de las diferencias ideológicas, se habla de política. Y eso hay que lograr, que el ciudadano se comprometa y participe ya sea con el voto o su postulación.

Comentarios