Hoy por Hoy
Sábado 27 de Enero de 2018

¿Se eleva el nivel de la Superliga?

Regresó el fútbol y muchos en este país están chochos de la vida. Yo soy uno de ellos. Independiente y Rosario Central igualaron 1-1 en un juego pendiente de la fecha 11 de la Superliga y con este match volvió la actividad oficial que durante fin de semana tendrá el grueso de la fecha con la que se retoma la actividad por los porotos.
Para esta parte del año se dio un mercado de pases extraordinario para nuestro fútbol, que trajo muchas figuras que generaron un movimiento interesante de dinero y además perdió muy pocos valores destacados. En teoría, un primer análisis sería pensar en que el nivel de juego se elevará aún más, pero esta postura es incomprobable. El nivel de un buen fútbol lo marcan los buenos equipos y no las individualidades. Pero si estas figuras logran encajar de manera perfecta en los equipos que ya tienen su andamiaje aceitado, el nivel, está claro, aumentará. Tampoco hay que pasar por alto que varios grandes (los que mejor se reforzaron en este mercado) atenderán citas internacionales (Libertadores y otras copas) por lo cual en el certamen doméstico, seguramente, irán mechando entre titulares y suplentes.
Entre los que pegaron la vuelta a Argentina se destacan: Carlos Tevez a Boca, Mauro Zárate a Vélez, Ricardo Centurión a Racing y Lucas Barrios a Argentinos, además de los arribos de Franco Armani, Lucas Pratto, Juan Fernando Quintero y Bruno Zuculluini a River Plate, Julio Buffarini, Emmanuel Mas y Emanuel Reynoso al Xeneize, Neri Cardozo a La Academia y Néstor Ortigoza a Rosario Central. En mayor o menor medida, se trata de jugadores que no están de vuelta ni llegan para rellenar los planteles, sino para aportarle un salto de calidad a sus respectivos conjuntos; nombres que a cualquier rival le gustaría tener vistiendo su camiseta.
Distinto a los que regresaron, entre Centurión, Pratto, Buffarini y Mas no superan los 30 años, los que emigraron abarcan un rango de edad bastante amplio que va desde los jóvenes talentos Ezequiel Barco (18) y Maximiliano Romero (18), hasta los más experimentados Diego Braghieri (30), Gonzalo Castellani (30), Cristian Nasuti (35), Cristian Campestrini (37) y José Sand (37), pasando por Nicolás Tagliafico (25), Diego Rodríguez (28), Santiago Rosales (22) y Andrés Ibargüen (25).
Exceptuando los casos de los juveniles -y de Tagliafico y Sand-, quienes mantuvieron cierta regularidad en el semestre pasado, el resto de los que partieron no han cumplido grandes actuaciones como para entusiasmar más que Zárate, Tevez o Barrios. En consecuencia uno se entusiasma. Me gusta y siempre defiendo el fútbol argentino. O sea, que me da para pensar que tendremos un campeonato apasionante y bien jugado. Por ahora mandan Boca Juniors y San Lorenzo, y otros tantos acechan. Una vez que comience a rodar la pelota sobre el verde césped sabremos a ciencia cierta si el nivel creció considerablemente o si solo fue un gasto enorme de plata en el mercado de pases 2018.

Comentarios