Hoy por hoy
Domingo 15 de Octubre de 2017

Otra vez Gualeguaychú está al frente

Después de los viejos reclamos por la instalación de plantas de celulosa en Uruguay, que para muchos terminaron con tintes políticos, otra vez Gualeguaychú se pone al frente de la lucha ambiental. Será que los habitantes del sur provincial son los únicos que entienden lo importante que es defender la flora y fauna de nuestra querida Entre Ríos.

Parece que es así, porque muchas veces da pena recorrer diferentes lugares costeros y ver la suciedad que dejan las personas luego de acampar. Nadie toma conciencia y nadie educa, porque sus hijos siguen el ejemplo y deben aprender que todo lo que es residuo no debe ir al río, sino al lugar indicado. ¿Por qué Gualeguaychú está al frente nuevamente de la lucha ambiental? Hoy, por las calles de la ciudad, ambientalistas realizarán una caravana "en defensa de los ríos, el aire y la tierra".

Bajo la consigna Respetar el medio ambiente y respetar la ley, la caravana de vehículos se concentrará a las 15.30 en la rotonda de la terminal de colectivos y pasará por sitios "íconos de lucha ambiental" para cerrar dos horas después con un acto central en los obeliscos de la Costanera local. Sin dudas que están un poco solos en esta lucha, teniendo en cuenta la poca repercusión que tienen en el resto de la provincia y del escaso apoyo que encuentran entre los políticos. En cierta forma, son pocos los que entienden lo bendecidos que somos al vivir entre dos ríos.

Una vez un amigo me dijo que los paranaenses vivimos de espaldas al río, y sin dudas que es así. Solo importa abrir el grifo y ver correr el agua potable, algo que para algunos resulta ser algo mágico ya que no saben de dónde proviene el vital elemento. Martín Alazard, uno de los organizadores de la marcha en Gualeguaychú, señaló que "los reclamos sobre la preservación del ambiente son en todos los sentidos", principalmente buscando "el respeto al Estatuto del Río Uruguay respecto del daño que provoca permanentemente Botnia y que no se diga oficialmente que la pastera no contamina". Sin dudas que en la agenda también debe estar la contaminación que producen los agroquímicos y que pocos saben el daño que causan. La naturaleza está hablando desde hace mucho tiempo, algo nos quiere decir y pocos parecen escucharla.

Comentarios