Paritarias
Miércoles 24 de Enero de 2018

Marzo al calor de las paritarias

Para muchos las vacaciones están en pleno desarrollo, para otros están a punto de finalizar, y si bien aún falta todo un mes del verano, febrero es aún más corto de lo que aparece en el almanaque para quienes quedarán involucrados de lleno en las negociaciones salariales que están a punto de comenzar.

Al calor del clima ya se le suman algunos grados de temperatura con los preparativos de lo que serán las paritarias en todos los sectores trabajadores del país, pero los reflectores ya comienzan a apuntar nuevamente al combate de fondo que los docentes dan en todos los distritos del país, y en Entre Ríos particularmente.

Hace tan solo unos días, y como para ir calentando motores, el gobierno nacional emitió un decreto que lleva la firma del ministro de Educación Alejandro Finocchiaro, y cuenta, claro, con el aval del presidente Mauricio Macri y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, a través del cual se eliminó la negociación del salario mínimo nacional docente, que establece un sueldo piso en todo el país. A partir de ahora esa negociación tendrá que hacerse en cada territorio provincial y los logros dependerán de las negociaciones de cada provincia. Así las cosas se estaría nuevamente ante un potencial cuadro de desequilibrios salariales aún más importante que el que se da actualmente entre docentes que parecieran cobrar sueldos en países distintos.

En el ámbito docente los preparativos no parecen diferir mucho de años anteriores, y en Entre Ríos el clima busca algún colchón de tranquilidad impulsado desde el propio gobierno provincial.

"Habitualmente las paritarias comienzan en febrero, marzo, después de la Asamblea Legislativa. Sin dudas estaremos convocando a las paritarias provinciales con todos los sectores, tanto el docente, como el de la administración central", señaló hace pocos días Gustavo Bordet, tratando de despegarse del cachetazo que el gobierno nacional le había dado a los docentes con su polémico DNU anulando el piso salarial nacional.

No es menor el gesto de acercamiento que busca Bordet en un clima gremial enrarecido.

Los golpes de ablande que está recibiendo el sindicalismo nacional a través de las detenciones de los impresentables pseudo representantes de los trabajadores tendrá un doble efecto en la negociación.

Hay muchos de los "gordos" que ya vieron la punta de la carpeta con denuncias en su contra que el gobierno nacional seguramente tiene a mano por las dudas se pongan difíciles las paritarias salariales. Eso seguramente acelerará el proceso de "negociación".

Desde luego esto implicará una entrega en los reclamos gremiales disfrazada de circunstancias difíciles para el país, o de "el mejor trato posible", pero todo este operativo que pone al descubierto a un grupo de gremialistas indefendibles, podría implicar también la aparición de verdaderos representantes de los trabajadores sin estancias en Punta del Este, sin Ferraris, o sin medio millón de dólares en efectivo en sus casas. Deben aparecer, porque sino pronto no habrá negociación posible.

Los hay, y hay muchos. Los hay en todos los sectores, los hay comprometidos con sus compañeros, los hay tratando de pelear espacios de participación y representación, y más temprano que tarde van a salir a dar pelea por los derechos de quienes los votaron y han depositado en ellos muchas esperanzas. Y con mucha suerte, quizá sean los propios trabajadores los que impidan que con los años se conviertan en futuros Balcedo, Caballo Suárez o Pata Medina. Contra ellos no habrá carpetazo posible. Contra ellos no habrá DNU que limite negociaciones o participación. Quizá ahí las negociaciones salariales se parezcan un poco menos a un "arreglo".

Comentarios