Hoy Por Hoy
Martes 20 de Noviembre de 2018

Maka podría haber sido cualquiera

En la mañana del domingo nos despertamos con la triste noticia del fallecimiento de Silvestre Maka Taborda, un jugador de la Primera División del fútbol del Club Peñarol de Paraná que perdió la vida tras ser embestido por un auto Chevrolet Celta, al mando de Ulises Truffel, de 20 años, que ayer quedó detenido en la sede a Alcaldía pero luego liberado. El accidente se produjo sobre avenida Almafuerte y Deán J. Álvarez, en la ciudad de Paraná. Y como consecuencia del mismo, una joven de 20 años también resultó herida, como así también quien se trasladaba como acompañante de Truffel. Otro hecho que deja en claro que el consumo de alcohol conlleva a esta clase de accidentes. Y en este caso se llevó la vida de una gran persona, quien escribe tuvo el agrado de tratarlo, y dejó a toda una familia y amigos destruida.


Taborda, con 29 años dejó una marca en ellos por su forma de ser y el domingo se gente se despertó enterándose de su muerte tras ser embestido por este joven estuvo detenido unas horas pero luego fue liberado ayer por la noche. Todo esto abre el debate sobre si los controles que realizan la Policía y el cuerpo de inspectores de Tránsito son suficientes y si se hacen en lugares claves de la ciudad. Bien se sabe que en todo el territorio de la provincia de Entre Ríos se aplica el programa Alcoholemia Cero, con el objeto de disminuir el número de siniestros viales relacionados con el consumo de alcohol, que es una de las principales causas de muerte entre los jóvenes en el país y que no se toma real conciencia de la situaciones que se pueden producir manejando luego de tomar alcohol.



Los legisladores de Entre Ríos sancionaron la modificación del artículo 1 de la Ley provincial N° 10.025, que adhiere a la Ley nacional Nº 24.449 que permite conducir vehículos a los conductores con menos de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre, por tal motivo queda prohibido conducir cualquier tipo de vehículo con tasa de alcoholemia superior a cero gramos por un mil centímetros cúbicos de sangre en las rutas de la provincia de Entre Ríos. Todos los conductores de vehículos se encuentran obligados a someterse a las pruebas que la reglamentación establezca para la detección de posibles intoxicaciones por alcohol. La prueba consiste en la verificación del aire expirado a través de alcoholímetros autorizados y es practicada por los agentes encargados del control de tránsito.



El Programa Alcohol Cero es llevado a cabo por la Policía de la Provincia de Entre Ríos y los juzgados de Faltas de los municipios que adhieran a la norma. En la capital entrerriana se pueden ver los fines de semanas los controles en la Cinco Esquinas, y también, paradójicamente, muy cerca donde se produjo el accidente donde murió Taborda. Pero se realizan cerca de la medianoche, y no pasan de las 2. Por eso es que estas personas que consumen saben que a las 6 cuando salen de los boliches o festejos ya no hay controles, y si los hubiera están bien identificadas las zonas donde se realizan, al menos en Paraná.



Por el hecho de que en la provincia rige la Tolerancia Cero la Policía de Entre Ríos y la Municipalidad de la capital entrerriana tendrían que extremar las medidas y que los controles sean constantes, y sobre todo en los puntos de la ciudad en donde se encuentran la mayoría de los boliches y de donde salen prácticamente todos en estado de no poder manejar. Se tiene que respetar para que no se sigan perdiendo vidas injustamente y dejando a familia enteras destruidas. Las personas tienen que ser conscientes de que no se puede consumir alcohol y conducir. Que si lo hacen no pueden bajo ningún concepto salir a manejar, ya sea un auto o moto. Si les gusta tomar que salgan de una fiesta y suban a un remís, taxi o caminando. Nadie toma real dimensión del problema.

Creen que pueden tomar y manejar porque se sienten capaces, pero sin lugar a dudas el alcohol reduce la visión y se pierde la noción de tiempo y espacio. Lo de Maka tiene que marcar un antes y un después para todos. Las autoridades deberán realizar más controles y haya más leyes para que no sigan pasando estas cosas, que para la familia no tiene respuesta alguna.

Comentarios