Miradas
Viernes 22 de Junio de 2018

Demostrando el peor ejemplo

Se está disputando en Rusia el mundial de fútbol 2018 y distintos grupos de argentinos hacen todo lo posible para dejar la peor de las imágenes de nuestro país. Están encaprichados en ser parte de las noticias, no justamente por hechos de color, o que merezcan un reconocimiento por su comportamiento. Todo lo contrario.
Enumero algunas acciones que recuerdo a vuelo de pájaro, pero que seguramente son muchas más, y siempre con la misma idea, demostrar una total falta de apego a las buenas costumbres, respeto y educación. Lo primero fue la politización por parte de algunas personas que desde Moscú pretendieron hacer lo mismo que en Buenos Aires. Como están acostumbrados a hacer lo que se les de la regalada gana, tanto sea el de cortar las calles, romper todo lo que pueden, dañar espacios públicos y molestar al de al lado con la justificación de reclamar situaciones muy reales y críticas. Claro es que eso no le da el derecho a trasladar la "guerra" interna a otros confines.
Como no lograron ensuciar o vandalizar, porque saben que en Rusia van presos de una, coordinaron bocinazos y otras formas de protesta contra el gobierno de Mauricio Macri y sus políticas económicas. Seguramente, coincidiremos en muchos de los planteos, pero con el lugar y el momento no. De allí que nadie del resto del mundo los acompañó y mucho menos entendió a los "pobres" argentinos que pedían urgentes cambios frente a los graves problemas económicos que se viven por estas tierras. La crisis parece ser que no rozó a los turistas argentinos que lograron cruzar a la otra parte del mundo.
Otro punto parecido fue el intento de reproducir las "puteadas" contra el presidente Macri. Y no cuajó. No es que el resto de los hinchas de los equipos del mundo estén a favor del mandatario argentino, no les interesa andar en estas exteriorizaciones que son un "clásico muy particular" en nuestro país.
En la noche del miércoles hubo enfrentamientos y peleas tras la derrota de la Selección de parte de delincuentes disfrazados de hinchas con simpatizantes de Croacia. Una verdadera vergüenza por donde se lo mire.
Es una gran pena que por culpa de un puñado de estúpidos quede muy expuesta la imagen de un país. Sin olvidar al impresentable que se le dio por hacerle un "chiste" repugnante a una adolescente rusa.
Qué diferencia con los turistas de otros países, y me da bastante envidia que con más o menos educación esta gente sobresalga por algunos gestos. Hinchas de Senegal o de Japón fueron reconocidos por la actitud de respeto al medio ambiente y de limpiar lo que ensuciaron ellos u otras personas en los estadios.
Se asegura en el exterior que se conoce a los argentinos que viajan porque son los que se llevan las toallas, jabones y todo lo que pueden de los hoteles, o los que se caracterizan por la denominada "viveza criolla". Una lástima que por un par de energúmenos que no tienen ningún tipo de tapujos en pisotear la rica historia y a los miles de argentinos que día a día tratan de hacer lo que corresponde dentro o fuera del país.
La pregunta que sigue, es ¿por qué son así? Será por la ¿falta de formación, de educación, de valores? ¿Habrán sufrido hambre en su niñez? ¿Alguna golpiza de sus padres en el crecimiento? ¿Serán incomprendidos; serán hijos de padres separados, que no tienen trabajo; serán hijos de la pobreza? O vaya a saber qué.
Lo cierto es que por estos inadaptados y maleducados que dejan salir lo peor de una persona se transforman en embajadores que son señalados como lo peor del planeta.
Cada vez más lejos queda la imagen de la Argentina con los premios Nobel, el Che, Evita, Perón, Yrigoyen, Alfonsín, las Madres de Plaza de Mayo y muchos otros símbolos históricos y que nos enorgullecen y referencian con ser de nuestro país.
Contamos con el papa Francisco y muchos otras personalidades para muchos desconocidas, pero que día a día aportan su granito de arena para ser un mejor país.
No puede ser que por un par de estúpidos permitamos que tengamos este presente.

Comentarios