La Provincia
Martes 09 de Mayo de 2017

Revisarán el fallo por las pintadas antisemitas en Basso

La querella particular interpuso un recurso con algunas objeciones sobre el veredicto absolutorio

La causa penal que mereció especial atención porque fue la primera vez que se juzgaba a una persona en Entre Ríos por haber realizado pintadas antisemitas en la pared de una histórica sinagoga y en el frente del edificio de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), en Basavilbaso, atraviesa una nueva instancia procesal. El único imputado por el hecho ocurrido el 27 de junio de 2014, Eric Gastón Hass, terminó absuelto por el beneficio de la duda, según determinó en marzo el tribunal integrado por Albertó Seró, Mariano Martínez y Mariela Di Pretoro. El único querellante y a la vez parte involucrada en este pleito, el abogado Mario Arcusín, recurrió en Casación disconforme con el fallo que interpretó que no había pruebas suficientes para condenar a Hass. Pese a que generalmente este tipo de recursos es pasible de rechazos, la Justicia de Concepción del Uruguay hizo lugar al planteo y en una próxima instancia el veredicto será revisado por la Cámara de Casación Penal en Paraná. "Que lo hayan aceptado es muy importante, porque en una primera lectura hay una determinación de que alguna cosa está mal", argumentó Arcusin en diálogo con UNO.


En el fundamento de la apelación, el querellante expuso que los jueces priorizaron algunas pruebas en desmedro de otras, por lo que consideró oportuno establecer algunas salvedades. "Le dieron mucha importancia al testimonio del ferretero, que negó haber vendido la pintura, cuando finalmente la pericia química determinó que ese no fue el tipo de pintura que se usó. Que haya sido o no haya sido la que le vendió, no es importante porque no fue la que usó", valoró el letrado. Bajo la misma lógica la querella entendió que el tribunal desestimó los mensajes de texto entre Hass y su novia. "Ella le preguntó si se había enterado de unos allanamientos, por lo que le pedía que escondiera una bandera. El 20 de Junio la mutual judía había embanderado su edificio con una Bandera Argentina y una de Israel. A esta última la robaron y supuestamente es la que estaba ahí. En el acta de allanamiento no figura", recordó Arcusin.


El abogado que declaró como testigo en el juicio oral y público hizo algunas consideraciones técnicas respecto del fallo. "Si hubiese sido sobreseído, para mí hubiese sido más difícil; del sobreseimiento a la culpabilidad hay un camino muy largo. Lo que hicieron fue absolverlo por el beneficio de la duda. No dicen que él es inocente, el tribunal sostiene que no le alcanza el mérito de la prueba para determinar que es culpable. Entonces se aplica el principio de indubio pro reo", reflexionó.


***
Lo que viene



La Cámara de Casación Penal está conformada por Marcela Davite -presidenta-, Hugo Perotti y Marcela Badano. Los magistrados tendrán que pronunciarse en un plazo ordenatorio de 10 días, aunque se estima que la decisión final se dilatará un poco más. En relación a esta etapa del proceso el querellante se refirió a la decisión de la Fiscalía de no presentarse a la Casación. "Si la Casación la hubiese interpuesto después del caso Wagner, el fiscal también hubiese casado. Ellos tienen un criterio, que es el del procurador (Jorge) García, respecto de que las sentencias que son absolutorias por caso de duda no hay que apelarlas. Se esgrime que es muy difícil ganarlas y ellos no quieren quedar mal parados. Esto lleva al garantismo, al sistema que tanto se criticó después del caso Wagner", opinó el profesional. Cabe recordar que la parte acusatoria durante el debate la ejerció Mariano Budassof.

Arcusin no espera que la apelación se resuelva en el corto plazo, si no que ello estará supeditado al trabajo sobre la sentencia que realice el tribunal. "Ellos para analizarlo tienen, después de 10 días, otros 10 días más. El orden de los votos será con Badano, Perotti y Davite", especificó.

Cuando se fije fecha para la audiencia de Casación los vocales intervinientes deberán discernir si está bien o no lo resuelto por el Tribunal en Concepción del Uruguay. En este segundo caso, puede inclinarse por dos opciones: dictar un nuevo fallo, y, si no, puede ordenar que se haga un nuevo juicio en La Histórica, pero con tres jueces distintos.

En la audiencia, en la que Arcusin estará solo frente a los defensores del acusado, Lucas Vallejo y Ariel Amarillo, podrá ampliar los fundamentos que expresó en el escrito de interposición, que consta de 25 fojas, y justificar porqué piensa que el fallo absolutorio es erróneo. Por lo pronto, el tribunal de alzada deberá entender en la impugnación casatoria al fallo de primera instancia.



***
Qué decían los graffiti


El autor de los graffiti escribió con aerosol negro "Doctor A, Sacador de chorros Doctor. A", sobre el edificio de la sinagoga, con el agregado de dos cruces esvásticas. El símbolo asociado al nazismo también quedó estampado en la sede local de la AMIA y debajo la leyenda donde se podía leer: "Viva el javón"(sic). Tal como se pudo corroborar durante la investigación, esa noche gélida no había presencia policial en la zona, una medida de seguridad que se había implementado en todas las instituciones judías de todo el país después del atentado a la AMIA en Buenos Aires.


Comentarios