Hoy por hoy
Miércoles 01 de Noviembre de 2017

El Papá Noel de San Agustín

Desde 2013, San Agustín tienen un Papá Noel. Una tarde antes de Navidad, desde entonces, sale a dar vueltas para encontrarse con los niños. Tanto revuelo generó que con el paso de los años siempre avanza algunas cuadras más y lo hace a pie, en auto, en carro, en la chata de una camioneta, como sea. Llega, este Papá Noel, hasta esas esquinas donde a veces la única que visita es la necesidad.
Cada año pasa lo mismo: van a su encuentro cientos de niños que salen de todos lados, de los pasillos, de las casas, de los edificios, de construcciones que hay sobre otras construcciones que también hay, llegan a él desde las plazas, descalzos, en ojotas, con zapatillas, van a su encuentro los que están en la calle.
Y este Papá Noel les regala algo: una bolsa, pequeña la bolsa, con caramelos, chupetines, lo que entre en una bolsa pequeña que un Papá Noel de San Agustín pueda regalarle a los niños. Pero eso, que es mucho, en realidad no es nada. El obsequio, en el fondo de la cuestión, es otro. A esto nunca me lo dijo, pero uno lo ve en las fotos, en los videos que luego sube la familia y los amigos del Papá Noel de San Agustín. Los niños llegan hasta él, más de una vez, solo para abrazarlo.
Este año, el Papá Noel de San Agustín y todos sus ayudantes empezaron antes en la tarea. Tal vez es la necesidad, esa que visita seguido las esquinas del barrio, la que los obligó a salir con tiempo. Están en eso, en la búsqueda de la excusa para poder regalar una alegría. Necesitan caramelos, chupetines, las golosinas que sean porque son tantas las manos pequeñas que se suman cada año que no van a dejar ninguna vacía.
En noviembre de 2015 entrevisté al Papá Noel de San Agustín. Fue en la plaza, cerca del anfiteatro. Era de mañana y hacía más de 30°. No le importó. Cuentan –y ya es leyenda– que el primer 24 de diciembre, el de 2013, logró armar 600 bolsas pequeñas y caminó unas siete u ocho cuadras. En 2014 superó los 1.600 obsequios y la cantidad creció con el paso de los años. "Lo hago por los chicos. Esto es algo que conmueve de solo verlos", me dijo entonces. Para ayudarlo, los interesados deben acercar su donación a calle Acebal 1072 y pedir hablar con la familia Julio. También pueden llamar al 3435112157 y hablar con Gloria. El Papá Noel de San Agustín se llama Hugo Carlos Julio y toda su vida le dijeron July.

Comentarios