Secciones
Miradas

Paraná: Que el árbol no tape al bosque

"El pedido de mediación en el conflicto por la obra de ensanche de bulevar Racedo, de Paraná, se da ante la resistencia de vecinos y instituciones ambientales"

Sábado 23 de Enero de 2021

RacedoLuego de la medida precautelar interpuesta por el Foro Ecologista de Paraná, la Municipalidad decidió aguardar la resolución judicial para iniciar la obra de ensanche de bulevar Racedo entre avenida Ramírez y Alsina.

El propio Adan Bahl había anunciado, en conferencia de prensa, que la obra se iniciaría el lunes, sin embargo, todo quedó en suspenso y continúa el debate.

La medida dictada por la Justicia, determinó “disponer como medida pre-cautelar la suspensión del inicio de la tala de árboles existentes en Bulevar Racedo” de la ciudad de Paraná, según se lee en la sentencia. La medida fue dictada por el juez Gervasio Labriola vocal N° 5 en Feria y ha sido tomada a partir de una presentación del Foro Ecologista Paraná a raíz del anuncio de obras de ensanche.

racedo 4.jpg

Los frentistas se oponen por atentar contra la arboleda del lugar y ya habían pronunciado desde el mismo momento de conocerse la noticia.

Desde el Ejecutivo municipal se reunieron en varias oportunidades para encontrar soluciones al tema, sin embargo, y luego de analizar retirar 87 arboles de los más de 200 plantados en el lugar, los vecinos decidieron ir a la Justicia y frenar la tala.

Desde hace algunos días los paranaenses hicieron propio el tema y dejaron su punto de vista respecto a la situación que tiene enfrentados a vecinos y municipio.

Hay que decir que para buena parte de la sociedad no es una obra imperiosa y mucho menos trascendental. Están aquellos que afirman que el planteo de Bahl es razonable y que hay que darle vía libre a la obra.

racedo.jpg

El debate no es menor y hay que decir que tanto de un lado como del otro hay argumentos sólidos y valederos. Ahora será la Justicia la que determinará los pasos a seguir y allí se conocerá como sigue la historia.

Los vecinos no quieren la tala y por ende se oponen al ensanche de Racedo, tema que abre el conflicto con el municipio que intenta por todos los caminos avanzar en la ejecución de la obra, que tiene financiamiento de la Nación.

“Por cada árbol que se extrae se plantan tres especies” se había pronunciado el presidente municipal, el jueves en la Casa de la Costa, para cerrar la grita.

En la misma sintonía y apostando al diálogo, Bahl dijo que hay “aportes interesantes: se planteó que estas tres especies sean adultas, no sean finitas, que tengan un desarrollo de 10 años para que la compensación sea más rápida. Nosotros tomamos esa idea y la vamos a aplicar. Otra es trasladar el árbol más cerca de la línea de edificación”.

racedo.jpg

En ese mismo encuentro el Ejecutivo intentó esgrimir los fundamentando la decisión en el marco de un plan estratégico para la ciudad.

El mismo Bahl transmitió que “llevamos adelante un proceso ajustado a la ley vigente, con el respaldo de la normativa nuestra, con el desarrollo de la obra de profesionales, con un estudio de movilidad urbana que lo justifica y con una absoluta amplitud de mitigar estas extracciones que lamentablemente están en esta línea en donde va la trama, pero que tiene solución”.

Vecinos e instituciones civiles y ambientalistas se mantienen en estado de asamblea, para frenar el desarrollo de los trabajos y mantuvieron un encuentro con la Defensoría del Pueblo. En ese ámbito, pidieron a las funcionarias que intervengan como mediadoras en el conflicto entre ambas partes.

racedo nueva.jpg

Hay quienes sostienen que hay voluntad para bajar la tensión o conflictividad del asunto y que podría existir alguna reunión para encaminar a una pronta solución a la disputa.

El pedido para la mediación en el conflicto por la obra se da frente a la resistencia de los vecinos con el acompañamiento de instituciones civiles y ambientales, que exigen estudios de impacto ambiental, participación ciudadana y acceso al proyecto de obra. Uno de los puntos más polémicos es la extracción de casi un centenar de históricos árboles; otro, el avance del cemento para beneficiar solo la circulación de autos.

Hoy más que nunca que prime el diálogo para el bien de todos y de la ciudad entera.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario