Secciones
Miradas

Paraná: Prefiero un árbol y no más asfalto

Vecinos autoconvocados rechazan el proyecto de ensanche de bulevar Racedo, de Paraná, debido a que se deben sacar árboles, unos 90 en total.

Viernes 22 de Enero de 2021

La obras anunciadas en bulevar Racedo de Paraná, que abarcan el ensanche en el tramo que va desde avenida De las Américas y avenida Ramírez, despertaron mucha polémica y malestar en ese sector de la capital provincial. Los vecinos autoconvocados rechazan el proyecto debido a que se deben sacar árboles, unos 90 en total, además de otros inconvenientes que los trabajos generarían a las personas que viven en esa parte de la ciudad. Después de varios días de protesta, fueron recibidos la semana pasada por las autoridades municipales y se fueron de la reunión algo aliviados ante la promesa de prestarle atención a sus inquietudes. Pero el jueves, el intendente Adán Bahl anunció en conferencia de prensa que la obra comenzará formalmente este lunes.

racedo.jpg

De esta forma, nuevamente la Asamblea Ciudadana Vecinalista y grupos ecologistas volvieron a protestar ante el inminente inicio de los trabajos.

Ante esta situación, Bahl dejó en claro que se plantarán tres ejemplares de especies autóctonas por cada uno que se extraiga y subrayó que se cuenta con todos los estudios previos de impacto ambiental y las aprobaciones correspondientes de acuerdo a la normativa vigente. “Tenemos la necesidad y la decisión política de avanzar en la concreción de esta obra”, enfatizó el jefe comunal.

Bulevar Racedo ensanche tala árboles1.jpg

“Hay algunos que están a favor y otros que no lo están. Hemos convocado también a algunos vecinos de otras vecinales, concomitantes a la arteria que van a tener muchísimos beneficios, a las presidentas y presidentes vecinales incluidos en la zona, a determinados actores de la Mesa de Arbolado que nuestra gestión creó. También a la Uocra, a la empresa que ganó la licitación y también el secretario de Ambiente de la provincia”, subrayó el intendente.

racedo 5.jpg

Está claro que las voces a favor y en contra del proyecto son muchas, aunque también algunos muestran intereses políticos y se oponen simplemente por el hecho de no pertenecer al mismo espacio del intendente. La mirada en este caso siempre será superficial y no más profunda como amerita esta situación. Desde mi punto de vista, siempre voy a preferir un árbol ante que más asfalto, teniendo en claro que cualquier daño que se hace a la naturaleza es siempre difícil de recuperar.

racedo 3.jpg

Seguramente las autoridades están convencidas de que puede ser una obra necesaria para la ciudad o al menos para ese sector de Paraná. Aunque también tengo claro que podrían recuperar otros espacios apelando a la urbanización y sin dañar el medio ambiente. Hay barrios que necesitan de manera urgente la realización de trabajos para, por ejemplo, no sufrir cada vez que caen varios milímetros de lluvia. Hay sectores que se inundan y muchas familias deben ser asistidas por Defensa Civil ante la angustia que genera que el agua entre por todos lados en sus casas. Claro que esto no es nuevo y las gestiones anteriores tampoco hicieron demasiado esfuerzo para terminar con este problema.

Bulevar Racedo ensanche tala árboles.jpg

En otros sectores de la capital, una urbanización planificada podría ayudar incluso a disminuir la inseguridad o terminar con hechos de violencia que vienen de larga data. Y si hablamos de olvido, vale la pena mencionar los problemas que la ciudad sufre en la distribución de agua potable por la histórica bajante que hace meses sufre el río Paraná. Está claro que no hubo una previsión sobre este tema y ahora se están sufriendo las consecuencias. La construcción de una toma de agua que no quede succionando barro cuando el río baja hubiese sido conveniente para evitar estos problemas, que tampoco son nuevos sino que vienen de larga data.

racedo.jpg

Podría seguir enumerando algunos lugares que merecen atención, como así también los aciertos que la actual gestión tuvo. En definitiva, Bahl indicó: “Tenemos en la planificación de este año plantar 4.000 árboles nuevos. Estamos en la sintonía de hacer una ciudad verde”. Espero que esto sea así y que cuando lo hagan controlen su crecimiento y no los dejen morir como sucedió con algunas especies que se plantaron. Por ejemplo, las palmeras de la Peatonal San Martín que se secaron en poco tiempo sin recibir una gota de agua.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario