Secciones
inadi

Inadi: la mayoría de las denuncias son por discriminación al colectivo trans

En 2020 hubo 39 denuncias a Inadi Entre Ríos por discriminación. Más del 30% corresponde a ataques a personas trans. La intolerancia en redes.

Domingo 08 de Noviembre de 2020

Inadi: la mayoría de las denuncias son por discriminación al colectivo trans. La intolerancia en nuestra comunidad está tan arraigada como los discursos de odio que debilitan el acceso a derechos básicos. Los actos discriminatorios suceden en los diferentes estratos sociales, con una lógica basada en el rechazo a la diferencia, pese a que desde el amanecer democrático en nuestro país se han sancionado normas para garantizar una convivencia plural y en igualdad. Son prácticas que se rigen por patrones comunes y que suceden con mayor frecuencia de lo que se cree; una muestra de ello son los testimonios con denuncias en redes sociales por diferentes actos de discriminación. Uno de éstos se hizo público en la red social Facebook, a partir del ataque que sufrieron los trabajadores de un emprendimiento gastronómico ubicado en la zona de Puerto Sánchez, en Paraná. En un comunicado se relató que la agresión incluyó “comentarios, burlas y no respetando la identidad y los pronombres de lxs compañerxs”. Además se dejó en claro que el local se reservaba el derecho de admisión y permanencia, pero sin recurrir a la modalidad del escrache. Un hecho que puede parecer aislado, pero que alerta sobre la gravedad de una problemática que nos interpela a todos.

trans

Según datos proporcionados por el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), delegación Entre Ríos, en lo que va del año se llevan presentadas 39 denuncias por diferentes situaciones de discriminación en el ámbito público y privado. De ese total de presentaciones, más del 30% “están relacionadas con actos discriminatorios ejercidos contra la comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Travestis (LGTB), sobre todo contra la población trans de la provincia”, se indicó en el informe al que tuvo acceso UNO. Vale decir que constituyen las presentaciones más recurrentes por actos de discriminación y que en mayor cantidad que se tramitaron en el organismo durante el año.

En relación a las demás denuncias -equivalente al 70% restante- se recibieron denuncias vinculadas a cuestiones de Salud, Género,Vecindad, personas enfermas de VIH, Discapacidad y Covid-19.

Si bien los planteos de los damnificados fueron diversos, muchos de ellos estuvieron vinculados a la declaración de la pandemia por coronavirus. El delegado en Entre Ríos del organismo, Julián Ríos, reconoció que recibieron denuncias de escraches en el interior de la provincia y en la ciudad de Paraná, de escraches en los domicilios por casos sospechosos de Covid-19.

También se reportaron presentaciones por casos de discriminación de trabajadores de la Salud abocados a la primera línea de atención en el contexto de la emergencia sanitaria. “Fueron muchos más del interior de la provincia, que de la ciudad de Paraná. Cada vez que avanza el coronavirus en el país, se dieron las primeras denuncias en Buenos Aires, luego en Rosario y finalmente en Paraná. También tuvimos conocimiento de que los trabajadores sanitarios no quisieron hacer la denuncia, entonces en esos casos actuamos como mediadores y por eso no quedó la denuncia plasmada en papel”, enfatizó el funcionario.

Consultas

En el organismo también se atendieron otras consultas, pero que no necesariamente llegaron a la instancia de una denuncia. De acuerdo a los registros de la repartición fueron alrededor de 100 las consultas en lo que va de 2020, de las cuales “la mitad estaban relacionadas con prácticas discriminatorias, mientras que la mitad restante no era de competencia material del instituto”. Los temas de las consultas estuvieron mayoritariamente relacionados con el contexto de pandemia y las repercusiones del Covid-19 y las medidas de aislamiento, entre los que se puede mencionar: el acceso a la salud, el transporte de personas que estaban de viaje, las coberturas de los hisopados por las obras sociales, la discriminación al personal de salud y fuerzas de seguridad, entre otros. Todas ellas fueron respondidas por correo electrónico o por teléfono, y en los casos en que fue necesario, el delegado Julián Ríos y la asesora letrada Fiorella Melgarejo, llevaron adelante las gestiones para arribar a la solución de las mismas, se informó a este medio.

Las redes, vehículo de odio

El responsable del Inadi realizó una valoración respecto de las pautas de convivencia entre las personas de una comunidad y cuáles son los detonantes que llevan a cometer prácticas discriminatorias. “La discriminación está presente, eso lo podemos ver claramente en las redes sociales. Cualquier persona pública o que no lo sea, cada vez que sube unas fotos hay muchos comentarios que son negativos, que obviamente tienen un tinte discriminatorio o violento. Y está presente allí. La discriminación no ha desaparecido, ojalá que pueda desaparecer: si no existiera discriminación no tendría razón de ser el Inadi. Ojalá lleguemos a este momento”, subrayó. Desde el mismo enfoque consideró: “Se debe convivir con la diferencia: tengo que respetar al otro por su forma de ser y por su elección de vida”.

diversidad3.jpg

En un bar de Paraná violentaron a personal trans

El episodio ocurrido en el bar Parientes del Bar enclavado en la zona de Puerto Sánchez generó el inmediato repudio de la ciudadanía paranaense, sobre todo de aquellos que suelen concurrir a disfrutar de un plato tradicional frente a la costa del río Paraná. Una de las responsables del establecimiento gastronómico dejó en claro que decidieron no realizar la denuncia por discriminación. Natalia aceptó la invitación de UNO para hablar sobre el mal momento que debieron vivir: “Estamos trabajando con compañeras travas y también trabajan masculinidades trans. La violencia fue verbal, fue no querer llamar al personal por el pronombre correcto. El bar es un lugar público, nosotros no vamos a echar a nadie, pero sí no vamos a tolerar faltas de respeto ni nada. Hubo burlas. No hicimos la denuncia, pero lo comunicamos en las redes”, recordó.

La agresión se produjo cerca del horario de cierre del bar, el último fin de semana de octubre. Natalia contó que fueron tres varones y que en ese momento se les pidió que “respetaran el pronombre y las identidades, y no quisieron hacerlo. Fue una falta de respeto y el bar ya estaba cerrando. De todas maneras esas personas se fueron”.

La trabajadora del proyecto autogestionado explicó que situaciones de esta índole siempre suceden, y dijo que en esta oportunidad “hubo un poco más de burla y cosas que ya no se toleran”.

Parientes del Bar decidió incorporar al equipo de trabajo a personas trans, levantando la bandera de inclusión y de respeto hacia las diversidades en Paraná.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario