Secciones
Aplicaciones

Por qué el coronavirus hace que fallen las apps del clima

Advierten que las aplicaciones climáticas de los celulares pueden perder precisión durante la pandemia de coronavirus.

Jueves 02 de Abril de 2020

La suspensión masiva de vuelos a nivel mundial, como consecuencia del coronavirus, traerá consecuencias negativas en la precisión de los pronósticos meteorológicos automáticos como los que brindan las aplicaciones para celulares, ya que los sistemas que analizan la información no cuentan con los centenares de miles de datos que diariamente proveen los aviones sobre las condiciones de la atmósfera.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) emitió un comunicado en el que manifestó su "preocupación" por el efecto de la pandemia de coronavirus en la cantidad y la calidad tanto de las observaciones y los pronósticos meteorológicos como de la vigilancia atmosférica y climática.

En este sentido, explicó que el Sistema Mundial de Observación (SMO) con el que cuentan, es la base de todos los servicios y productos meteorológicos y climáticos que los 193 Estados asociados al organismo proporcionan a sus ciudadanos, y que facilita observaciones sobre el estado de la atmósfera y la superficie del océano por medio de instrumentos terrestres, marinos y espaciales.

Las aeronaves comerciales son una herramienta esencial a la hora de obtener mediciones de la atmósfera en altura, ya que cuentan con sensores, computadoras y sistemas de comunicaciones para recopilar, procesar, dar formato y transmitir observaciones meteorológicas a las estaciones terrestres a través de enlaces satelitales o de radio, todo este proceso se denomina Programa de Retransmisión de Datos Meteorológicos de Aeronaves (AMDAR).

clima aplicacion.png
El coronavirus influye hasta en el pronóstico del clima.

El coronavirus influye hasta en el pronóstico del clima.

Muchos países, con el objetivo de evitar la propagación del coronavirus, además de aplicar decretos que confinan a los ciudadanos a sus hogares, cerraron sus fronteras, por lo que se suspendieron la mayoría de los vuelos y sólo se mantienen aquellos indispensables para traslados de connacionales o con fines sanitarios.

Esta merma en la cantidad de vuelos redujo en un 42% la cantidad de información transmitida por aeronaves a nivel mundial, según la Red de Servicios Meteorológicos Europeos (Eumetnet) que, además, aseguró que esta cifra es peor en Europa, en donde los datos meteorológicos cayeron un 65%.

Esta disminución en la cantidad datos atmosféricos conlleva a una "baja en la calidad" de los pronósticos que elaboran las aplicaciones para celulares, precisión que "será más baja aún en las previsiones a más de tres días", aseveró Cindy Fernández, meteoróloga del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) en diálogo con la agencia Télam.

Esta situación se debe a que "para hacer un pronóstico se usan programas que resuelven miles de ecuaciones matemáticas que determinan la posible evolución de la atmósfera. Si yo quiero saber, por ejemplo, qué va a pasar con la presión en los próximos días tengo que saber primero cuál es la presión, dónde están las altas, dónde están las bajas y cómo se está comportando la atmósfera", detalló la especialista.

"La mayoría de los aviones tienen instrumentos meteorológicos que hacen mediciones mientras operan", la información obtenida durante los vuelos se mandan a "un Sistema Mundial de Observación (SMO) que los almacena" y es de ese centro desde donde se toma la información para ser analizada y evaluada por los meteorólogos, precisó Fernández.

Estas mediciones brindan información sobre las capas más altas de la atmósfera ya que "los aviones mandan datos de muchos kilómetros de altura, pero al haberse reducido tanto la cantidad de vuelos a nivel mundial, tenemos muchos menos datos. Entonces los cálculos que se realizan cuentan con menos información y esto puede hacer que baje la calidad de los resultados de los modelos meteorológicos", señaló.

La especialista del SMN también advirtió que "lo que más se verá perjudicado son las aplicaciones (de pronósticos) para los celulares, porque muestran los resultados en crudo de estos modelos meteorológicos. Las cifras que obtienen se suben a las aplicaciones".

Y marcó la diferencia con la información aportada por los servicios meteorológicos, que agrega "análisis, observación, el conocimiento y la experiencia del meteorólogo", que agrega "más calidad" al reporte final.

"Todos los servicios meteorológicos del mundo son organizados y regulados por la OMM que establece "pautas y protocolos para asegurar la calidad y cantidad de datos observados, porque una mala medición en nuestro país puede repercutir en una mala medición en la otra punta del planeta", explicó Fernández.

En la actualidad, 16 satélites meteorológicos y 50 satélites de investigación, más de 10 mil estaciones meteorológicas de superficie, automáticas o dotadas de personal, mil estaciones en altitud, 7 mil buques, 1100 boyas, cientos de radares meteorológicos y 3 mil aeronaves comerciales miden a diario parámetros clave de la atmósfera, la tierra y la superficie del océano, detalló la OMM.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario