Secciones
Colombia

Nueva huelga en Colombia, sacudida por la muerte del estudiante Dilan Cruz

El joven falleció tras agonizar en un hospital. Había sido herido por el Escuadrón Antidisturbios de la Policía en una de las manifestaciones.

Miércoles 27 de Noviembre de 2019

Colombia vivió una jornada de luto y conmoción por la muerte de un estudiante que fue alcanzado en la cabeza por una bomba aturdidora disparada por la Policía en medio de una protesta pacífica, mientras los sindicatos rompieron el diálogo con el gobierno y convocaron para hoy a una nueva huelga nacional.

Dilan Cruz, de 18 años, se convirtió en la primera víctima fatal por violencia policial durante las protestas contra el presidente colombiano, Iván Duque, después de dos días de agonía en un hospital de Bogotá y justo en la jornada en la que debería haber recibido su título de bachiller.

La noticia del fallecimiento, confirmada por las autoridades hospitalarias, llenó de indignación a los colombianos, ya irritados por los planes que se le atribuyen al gobierno para flexibilizar el mercado laboral y reformar el sistema de jubilaciones.

Cruz fue alcanzado por una granada lanzada por agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) durante la jornada de huelga nacional del jueves en Bogotá. A su llegada al hospital, tenía un traumatismo craneoencefálico y un paro cardiorrespiratorio. El Hospital Universitario San Ignacio informó que murió a última hora del lunes tras tres días de cuidados intensivos en los que no se pudo revertir el daño neurológico sufrido.

Las protestas se suceden en Colombia desde el jueves, con decenas de miles de movilizados, huelgas, bloqueos y saqueos que ya habían dejado otros tres muertos en medio de disturbios.

El presidente Duque llamó a un diálogo nacional para superar la crisis y evitar el contagio de los estallidos sociales reportados recientemente en la región, como los casos de Chile y Ecuador, pero la muerte de Cruz alargó la nómina de demandas de los movimientos sociales y sindicatos, que ahora exigen también el desmantelamiento del escuadrón Esmad. Duque se niega a desmantelar este cuerpo de elite, uno de cuyos miembros hizo el disparo que mató a Cruz, y ese desacuerdo, entre otros, llevó a los organizadores de la protesta a levantarse de la mesa de diálogo y convocar a una nueva huelga general con movilizaciones. Los líderes de las movilizaciones dijeron que las protestas son también un homenaje a Cruz, a la vez que exigieron que sea sepultada la reforma tributaria que se discute en el Congreso y que se detengan los planes de reforma laboral y previsional. El Esmad funciona desde 1999 con la misión de apoyar a la Policía cuando algunas situaciones específicas de orden público desbordan sus capacidades. El cuerpo cuenta con 3.876 agentes. El llamado Comité del Paro que encabeza la protesta en Colombia explicó que otro de los motivos para abandonar el diálogo radica en que pretende que la conversación sea directa con el presidente Duque y no con la participación de empresarios o representantes de otros sectores.

Pero la vicepresidenta colombiana, Marta Lucía Ramírez, respondió que el objetivo del gobierno es desarrollar una “conversación nacional” con “espacios que sean incluyentes y no excluyentes”. “El presidente les ha invitado a que cuando ellos quieran regresar, cuando ellos quieran sentarse en cualquiera de las mesas temáticas para esos ejes temáticos, pues por supuesto que serán siempre bienvenidos, les contestaremos esa comunicación de 13 puntos concretos”, añadió Ramírez. En consecuencia, ante estos puntos de desencuentro, Elías Fonseca, miembro del comité ejecutivo de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), se encargó de difundir la resolución del sector que representa.

“Vamos a realizar otro paro nacional en todo el país junto a grandes jornadas de movilización para reclamarle al gobierno que negocie el ‘paquetazo’ que nosotros hemos señalado como las causas que han prendido esta protesta social”, dijo Fonseca. Las centrales obreras denuncian que el gobierno de Duque prepara un “paquetazo” de reformas que perjudicarán a los trabajadores, como la eliminación del fondo estatal de jubilaciones Colpensiones, el aumento de la edad de jubilación y la habilitación para la contratación de jóvenes con salarios inferiores al mínimo.

En este contexto, el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos llamó a esclarecer las responsabilidades por la muerte de Cruz. “No debe haber impunidad”, señaló la sede colombiana de la ONU.

Condolencias del presidente

El presidente Iván Duque lamentó la muerte de Dilan Cruz y subrayó que “este tipo de sucesos no deberían acontecer”, pero no anunció ninguna medida contra el escuadrón de elite Esmad, supuesto responsable de la muerte. “Es una situación que a todos nos duele y nos acongoja, nos unimos en ese dolor”, dijo en una entrevista. Horas antes había expresado sus “sinceras condolencias” vía Twitter.

Duque llamó a la cautela, pidió no calificar dee “asesina” a la Policía y dijo que “hay otras familias que sufren situaciones de violencia”, en alusión a policías heridos que visitó, uno de los cuales perdió un ojo por una piedra. “Hay personas que querían aprovechar cualquier circunstancia para incendiar y traer a Colombia experimentos de otros países”, manifestó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario