Secciones
El Mundo

Murió otro médico por arenavirus en Bolivia y empeora la situación sanitaria

Gustavo Vidales, que atendió a la residente de medicina Ximena Cuellar, también fallecida por este virus, murió este miércoles, informó el presidente del Colegio de Médicos de La Paz, Luis Larrea.

Miércoles 10 de Julio de 2019

La autoridades de Salud bolivianas comunicaron el fallecimiento del doctor Gustavo Vidales Mostajo, uno de los dos profesionales infectados con el arenavirus que se encontraban en terapia intensiva. La salud del otro, Marco Antonio Ortiz, empeora, informó La Razón de ese país.

Vidales es la tercera víctima mortal de este mal, que ya se cobró la vida del agricultor Macario Gironda, de 61 años, y de la residente de medicina Ximena Cuellar.

Vidales, que atendió a Cuellar cuando fue trasladada desde Caranavi a La Paz, donde estuvo en contacto con Gironda (considerado el paciente cero), murió la madrugada de este miércoles por una falla multiorgánica, informó el presidente del Colegio de Médicos de La Paz, Luis Larrea. "El doctor siempre ha estado en un estado delicado. El virus ha dañado varios órganos", señaló.

En el caso de Ortiz, el otro médico que también tuvo contacto con Cuellar, su situación es crítica.

“En estos días hubo un problema renal, posiblemente hoy día comience una diálisis porque está con falla renal. Lamentablemente el doctor Ortiz, el amigo, compañero y colega, en vez de mejorar está empeorando “, informó el director de la Clínica Petrolera, doctor Óscar Oliden.

La ministra de Salud de Bolivia, Gabriela Montaño, compareció ante los medios en La Paz tras la muerte en un hospital de la ciudad de un médico contagiado por este virus, tras varias semanas en terapia intensiva.

Montaño lamentó el deceso pese a todos los esfuerzos por salvar su vida, para lo que el Gobierno boliviano pidió apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que envió al país cuatro expertos.

Los síntomas son, entre otros, fiebre y dolores en varias partes del cuerpo, con un periodo de contagio de 21 días, comentó.

Por su parte, Alfonso Tenorio, representante en Bolivia de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la oficina regional de la OMS, señaló que virus como los de la familia arenavirus tienen una alta mortalidad en todo el mundo y en el país se aplican los protocolos como en cualquier otro. Tenorio indicó que en el caso de Bolivia la organización internacional apoya los estudios de campo y el fortalecimiento de laboratorios, de la comunicación de riesgo y especialmente de la "bioseguridad", que consideró "crucial" en este tipo de virus.

El nivel cuatro se establece ante patógenos muy peligrosos e incluye cámaras de entrada con cierre hermético, duchas a la salida del personal sanitario, la eliminación preferente de residuos y el uso de trajes especiales, en enfermedades como ébola y hantavirus.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario