Secciones
Nuevo gobierno

Los talibanes ponen un cepo al dólar a la población afgana

Ante la falta de liquidez, los talibanes tomaron la medida que comenzó a afectar a la población que se queda sin efectivo. Hay aumento de precios

Miércoles 25 de Agosto de 2021

A más de una semana de la toma de Kabul por parte de los talibanes, que devino en el cierre de la mayoría de los bancos de Afganistán, los cajeros automáticos se agotan y los afganos, sin dinero en efectivo, se preocupan por el aumento del precio de los alimentos.

Ante la falta de liquidez, los militantes del islam extremo han ordenado a la gente que no saque dólares del país, y su portavoz, Zabihullah Mujahid, advirtió que se “tomarán medidas” contra todo aquel que intente sacar sus dólares “por aire o por tierra”. Además, dijo que los miembros del nuevo gobierno “confiscarán el efectivo”.

“La gente se está quedando sin efectivo y todo el mundo está esperando que los bancos vuelvan a abrir”, detalló a The Washington Post un médico afgano. Las transferencias bancarias también fueron canceladas.

Los residentes del país, sacudido tras el avance talibán, ven con temor la suba de los precios de la nafta y los alimentos, como la harina y el arroz, así como el desplome de la moneda local, que ocurre a medida que concluye la retirada de las tropas estadounidenses.

Afganistán ya era uno de los países más pobres del mundo y dependía, en gran medida, de la de ayuda financiera extranjera. Para 2021, el gobierno del entonces presidente Ashraf Ghani cubría el 75 por ciento de sus gastos públicos con subvenciones internacionales, según datos del Banco Mundial.

Pero esa ayuda ahora está en peligro. El Banco Mundial detuvo el miércoles la financiación de proyectos en Afganistán debido a su preocupación por el devenir del país, ahora bajo el régimen talibán, y la administración de Joe Biden también cortó otra fuente de miles de millones de dólares: las reservas que el Banco Central afgano tiene en cuentas bancaras estadounidenses.

El economista Dawood Niazi, de Kabul, dijo a The Washington Post que la economía del país dependerá del tipo de gobierno que formen los talibanes. “Dios no lo quiera, pero si se anuncia un gobierno no aceptable para el mundo y no se tienen relaciones cordiales con la comunidad internacional, entonces vendrá el peor escenario económico, que puede empujar a más personas a la pobreza”, advirtió.

Últimos días de evacuación

En medio de la crisis económica, la desesperación continúa creciendo entre los miles de afganos que buscan huir del país, que solo podrán hacerlo hasta el 31 de agosto, según advirtieron los talibanes.

Miles de afganos se agolpan desde hace días en las puertas del aeropuerto de Kabul, custodiado por más de 6000 soldados de Estados Unidos, con la esperanza de subir a uno de los vuelos gestionados por los países de Occidente, que evacuaron a 82.300 personas en la última semana.

Entre ellos, muchos temen por su vida, en particular los que trabajaron para los gobiernos derrocados o para la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) durante los últimos veinte años de guerra.

Ayer, durante la cumbre virtual del Grupo de los Siete, Biden descartó prolongar más allá del 31 de agosto la presencia militar en Afganistán, una posibilidad que se llegó a plantear para permitir finalizar la operación de evacuación.

Los talibanes advirtieron que el 31 de agosto finalizará el permiso para evacuar a afganos (DPA)- - YNA

El ejército estadounidense necesita dos o tres días para completar sus operaciones en el aeropuerto de la capital afgana, y las tropas británicas pretenden cerrarlas al menos 24 horas antes que Estados Unidos. Francia, por su parte, terminaría su retiro este jueves, en tanto Polonia puso fin hoy, convirtiéndose en uno de los primeros países occidentales en detener las operaciones de ayuda a las personas que quieren abandonar el país tras la toma del poder de los talibanes.

En medio del accionar de los distintos países, la canciller alemana, Angela Merkel, indicó este miércoles que la comunidad internacional debe seguir “dialogando con los talibanes” para preservar los logros conseguidos en Afganistán, como un mejor acceso al agua potable y una menor mortalidad infantil.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario