El Mundo
Martes 24 de Octubre de 2017

La absurda muerte de un político ruso al intentar una pirueta

Sergei Popovich era un importante funcionario regional en Turujansk. Fue a pasar un día de diversión junto a su familia, pero terminó de la peor manera

Sergei Popovich, un político y funcionario regional ruso de 54 años, murió al tratar de realizar una pirueta en un popular centro de entretenimiento en Krasnoyarsk.

Popovich había ido a pasar el día junto a su esposa e hijo adolescente en ese lugar con camas elásticas y trampolines para saltar y rebotar.

Embed

Comentarios