El Mundo
Jueves 21 de Diciembre de 2017

El misterioso pene del escarabajo que intriga y llena de dudas a los científicos

A pesar de su aparente fragilidad, el miembro viril de este coleóptero es extremadamente eficaz

Que este coleóptero logre copular con éxito y reproducirse es un logro. Tiene un pene muy fino, de apenas dos milímetros de grosor, y extremadamente largo y curvado hacia arriba. Para introducirlo en el conducto –la "vagina"- de la hembra, tiene que salvar una distancia considerable. Solo se vale de movimientos abdominales para ello y aún así, consigue la penetración y reproducirse.

El fascinante aparato reproductor de los escarabajos tortuga, dentro de la especie Cassidinae, intrigaba a los científicos y ha motivado un estudio en profundidad con el que un equipo de investigadores japoneses ha descubierto por qué, a pesar de su aparente fragilidad, el miembro viril de este coleóptero es tan extremadamente eficaz. Sus resultados, recogidos en Science Advances, dicen los autores, se podrían aplicar para mejorar el diseño de nuevos materiales en biomedicina, como catéteres, que también son estructuras muy finas y elongadas, y evitar rupturas o colapsos.

penescarabajo.jpg

En general, en el mundo animal hay una variedad inmensa de falos. Por ejemplo, libélulas y caballitos de mar los tienen en forma de escobilla de váter y con ellos raspan el semen de otros machos del tracto vaginal de las hembras antes de eyacular. Las estructuras muy alargadas y finas son comunes entre los insectos. Mariposas, tábanos, avispas y escarabajos tienen penes considerables que pueden incluso duplicar el tamaño del cuerpo del insecto.

A pesar de su aparente fragilidad, el miembro viril de este coleóptero es extremadamente eficaz

Comentarios