Secciones
Triatlón

Vía, vía, vía... aplauda, aplauda, aplauda...

El 14 y 15 vuelve a La Paz el Triatlón Internacional, una cita única e inigualable que cuenta con más de 200 triatletas y el relato de Pablo Farías, un crack.

Jueves 06 de Enero de 2022

Su relato es todo lo que está bien para un a prueba de estas características. Es ese empujón que le falta a triatleta cuando parece que todo está terminado. Sin lugar a dudas que el paranaense y relator Pablo Farías es una de las grandes figuras que tiene el Triatlón Internacional de La Paz.

Este año se concretará la versión número 37 de una cita única por el nivel de competencia, por la gente, por el calor y por Pablo quien hace veinte años, aproximadamente, que le pone tu voz a una competencia que combina la natación, el ciclismo y el pedestrismo y que convoca a más de 200 competidores de la provincia, del país y del mundo.

“Es para mi un orgullo como relator ser el locutor del tria La Paz. Tener el don de Dios de que mis cuerdas vocales lleguen con todas las pilas y poder darle ritmo a la gran movida con ese momento que quieren escuchar todos los presentes que es la frase “La Paaaaaaazzzzzz Tierra de Triatlón”. Para mí La Paz es la vidriera para ser la voz del triatlón en Baradero, Santiago del Estero, Córdoba, Rosario, Santa Fe y Mendoza, entre otros tantos”, confiesa Viejo Lobo, como se lo conoce acá en Paraná en el ambiente periodístico. Y luego agregó: “Llegas a otros tria y o cualquier evento fuera de tu ciudad y te dicen me parecía por tu voz que sos el locutor del tria de La Paz”. Un grande.

Me tocó muchas veces cubrir las alternativas del Triatlón de La Paz y siempre quedé admirado del esfuerzo que hacen los triatletas, de la entrega de los espectadores a casa paso de los competidores y del relato único de Farias. Muchas veces, aunque no me da, a trevez de ese relato me dieron hasta ganas de ser parte por un instante de la competencia.

Cuando uno llega a norte entrerriano se siente a pleno la disciplina, se huele a triatlón la ciudad. Los ciudadanos paceños hacen sentir al triatleta que está en la tierra del triatlón, los acompaña no sólo en el Puerto donde largan y llegan, sino a lo largo del recorrido cuando pasan por los barrios paceños. Allí está la verdadera fiesta. No es fútbol, es triatlón.

Si uno es competidor (tengo muchos amigos que lo hacen e hicieron) se sienten una figura dentro del deporte que aman. Para ellos ser triatleta es una forma de vida, es su mente y alma puesta en tres disciplinas muy diferentes que la deben entrenar a todas para ser protagonista.

Es una forma de vida. En La Paz se codean con muchos atletas de la misma categoría y ellos buscan explorar hasta donde da esa forma de vida.

Lo que entrenaron durante mucho tiempo y con gran sacrificio lo vuelcan todo y a cambio reciben ese caluroso aplauso de la multitud que acompaña al triatlón.

Un condimento más. Para decir que es triatleta, debe haber corrido, al menos una vez, el Estandar de La Paz.

El Tria, con su gente está de regreso y celebro por eso porque es una verdadera fiesta del deporte. Y también aplaudo que Pablo Farías sea la voz del triatlón. Es un sello y sin el todo sería diferente. Ni mejor, ni peor, diferente.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario