Bullying
Sábado 21 de Octubre de 2017

Un alumno era víctima de bullyng y mató a tiros a dos compañeros

Un adolescente brasileño de 14 años, molesto porque lo tildaban de apestoso, llevó un arma de su padre policía a la escuela privada donde estudiaba y abrió fuego.

Brasilia. La policía brasileña investiga las causas que llevaron a un tiroteo en una escuela privada de Goiania, en la que ayer un adolescente de 14 años abrió fuego en su salón de clases, dejando al menos dos muertos y cuatro heridos.

El chico era víctima de bullying por parte de sus colegas, que lo tildaban de apestoso por supuestamente no usar desodorante, según relatos de estudiantes recogidos por la prensa local. "En el recreo, sacó el arma de la mochila y comenzó a disparar, sin escoger ningún blanco. Entonces, todo el mundo salió corriendo", afirmó un testigo no identificado al portal de noticias G1.

El joven autor de los disparos, de 14 años, estudia en esa escuela de clase media y se encuentra detenido, según dijo una portavoz de la policía científica de Goiania, que lleva adelante las pericias.

Las víctimas podrían tener entre 11 y 16 años de edad, añadió la misma fuente, frente a versiones contradictorias sobre las edades de los muertos y heridos.

El Cuerpo de Bomberos, por su parte, dijo haber trasladado a un hospital de Goiania a dos jovencitas y un adolescente de entre 12 y 13 años que sufrieron heridas de bala, y que un cuarto herido, cuyo estado era grave, fue conducido en helicóptero a otro centro médico.

Según el agente Marcelo Granja, portavoz de la Policía Militar del estado, el muchacho es hijo de un policía militar y utilizó un arma de la corporación para realizar el ataque. Los investigadores están intentando determinar cómo el joven tuvo acceso al arma, dijo Granja .

Generador de violencia

Llama la atención cómo el estudiante tuvo acceso al arma en casa y cómo consiguió entrar con ella a una escuela privada, subrayó Cássio Almeida de Rosa, del Foro Brasileño de Seguridad Pública, dedicado al estudio de la violencia en Brasil.

El bullying "es un factor generador de violencia, que a veces termina en casos extremos como lo que pasó hoy (por ayer)", añadió.

Aunque no es tan común en las instituciones privadas, "la violencia juvenil infelizmente está presente en nuestra escuelas", aseguró.

La tragedia se suma a un episodio reciente que horrorizó al país, en el que un vigilante de una guardería de niños en Minas Gerais prendió fuego intencionalmente a estudiantes y profesores, con un saldo de once muertos y más de 40 heridos.

El tiroteo en Goiania despierta también el debate sobre el control de las armas en Brasil, en momentos en que el Congreso analiza una propuesta para flexibilizar el acceso a las armas.