Secciones
Resolución judicial

Tras 19 meses de prisión, Lula quedó en libertad

El expresidente que fue condenado por corrupción, aguardará en libertad el proceso de apelación a la sentencia a 8 años y 10 meses de prisión

Viernes 08 de Noviembre de 2019

El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio da Silva, quedó en libertad este viernes, después de que el juez federal Danilo Pereira Junior ordenara la finalización de la prisión tras estar después 19 meses detenido como parte de una condena de 8 años y 10 meses por corrupción.

La decisión, publicada a las 4:15, hora local, se produjo después de la sentencia del Tribunal Supremo (STF) el jueves, que determinó que las penas de prisión empezarán a cumplirse solo cuando el acusado agote todos los recursos disponibles.

“Queridos compañeros y compañeras, no tienen dimensión de lo que significa para mi estar hoy aquí con ustedes”, comenzó Lula da Silva, en las primeras palabras en libertad.

Citando la decisión del máximo tribunal judicial, el magistrado de ejecución de penas determinó en un fallo de menos de dos páginas que ya “no existen fundamentos para la ejecución de la sentencia”.

El fundador del Partido de los Trabajadores salió de la sede de la Policía Federal de Curitiba en la que estuvo recluido en medio de la ovación de cientos de miles de seguidores que se habían congregado a la espera de la liberación.

La presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann, había adelantado que Lula tenía la intención de “agradecer” a las personas que se encuentran allí para dar su apoyo “desde hace 580 días” y que una de sus primeras actividades previstas será visitar el Sindicato de los Metalúrgicos de las afueras de Sao Paulo el sábado, donde inició su carrera política.

La liberación de Lula este viernes no significa el final del juicio sobre el triplex Guarujá, por el cual fue condenado por corrupción y lavado de dinero en primera instancia en julio de 2017. Por el contrario, el ex mandatario esperará el juicio sobre las apelaciones que aún están pendientes en el Tribunal Superior de Justicia.

En el entorno del líder petista aseguran que su objetivo es obtener la anulación completa del caso, con el argumento de que el ex juez Sergio Moro, artífice del Lava Jato, no fue imparcial a la hora de juzgarlo. En efecto, el magistrado fue duramente cuestionado cuando aceptó el ofrecimiento del actual presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que lo convirtió en ministro de Justicia de su Gobierno.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario