Secciones
Lula da Silva

La Justicia brasilera decidió liberar a Lula

La decisión se produce después de que el Supremo aprobara este jueves que los condenados solo entrarán en prisión cuando la sentencia sea firme

Viernes 08 de Noviembre de 2019

La Justicia brasilera decidió liberar a Lula. Un juez ordenó este viernes la liberación de Lula da Silva.

El expresidente de Brasil que lleva 19 meses encarcelado por corrupción y al que la justicia impidió concurrir a las últimas elecciones, va camino de volver a pisar la calle. La decisión del magistrado llega un día después de que el Tribunal Supremo decidiera por la mínima, seis a cinco, revocar un criterio establecido hace tres años —y crucial en las investigaciones de Lava Jato—, de modo que ahora los condenados solo entrarán en prisión cuando la sentencia sea firme, no tras la condena en segunda instancia. El fallo abre la puerta a la excarcelación de 4.895 reclusos, incluido el más famoso de Brasil, Lula, de 74 años.

Embed

La repercusión política es inmensa. La expectación era enorme en el muy polarizado Brasil. Lula, y colateralmente el Partido de los Trabajadores, es el asunto que más divide a sus compatriotas, se le ama o se le odia. No deja a nadie indiferente. El presidente Jair Bolsonaro se ha guardado por ahora su opinión, la única referencia indirecta que ha hecho es alabar los logros en el combate anticorrupción de su ministro de Justicia, Sérgio Moro, el primer juez que condenó a Lula, su gran rival político.

Como en Brasil las deliberaciones del Tribunal Supremo son públicas y televisadas, la ciudadanía siguió en directo durante las últimas semanas los argumentos y la votación de cada uno de los 11 magistrados del Supremo. La tensión llegó a niveles récord cuando el voto del décimo magistrado supuso un empate. Cinco contra cinco. El presidente del Supremo, Antonio Dias Toffoli, tenía la última palabra. Inclinó la balanza a favor de Lula y del resto de los reos. Una decisión que ha permitido que este viernes el juez Danilo Pereira Júnior ordenase la liberación del expresidente.

La decisión de la justicia era inminente, por lo que algunos líderes del Partido de los Trabajadores ya se encuentran en Curitiba a la espera de la excarcelación. En los alrededores de las instalaciones de la Policía Federal, un grupo de seguidores del expresidente se ha congregado este viernes en apoyo a Lula, donde se ha montado un campamento bajo el nombre de “Lula Livre”. Mientras los fieles que hacen guardia ante la comisaría desde abril de 2018 esperan para recibirle, los movimientos anticorrupción han convocado marchas de protesta para este sábado.

Fuente: El País

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario